Saltar al contenido


Las pasadas semanas, mientras en un conocido periódico regional publicaba un amplio reportaje bajo el banderín de la Mediación, donde se afirmaba que “la vía alternativa a los juicios sigue sin despegar en la Región de Murcia”, perfectamente informado de la problemática judicial, y reivindicativo para con la tal Mediación Profesional, llamando a aliviar y evitar el colapso en los juzgados de esta misma región, a la misma vez y al mismo tiempo, ya digo, en Torre-Pacheco concretamente, se estaba haciendo entrega de Títulos oficiales a la II Promoción de Mediadores Profesionales, en esta misma región que tanto insistía el citado artículo.

            Sin embargo, incomprensiblemente, ese mismo medio, al igual que otros igual de importantes, ignoró olímpicamente tal hecho, como también ignoró el acto de entrega a la I Promoción. A pesar de haberse comunicado tal cuestión anticipadamente, y a pesar también de haber enviado después fotos del acto con la oferta de la reseña a posteriori. Como el que oye llover. Ni el mínimamente educado, “no, gracias”. Nada. El silencio de los corderos. Es inexplicable, pero así son las cosas. Por un lado se está pidiendo una solución, y por otro se está callando que tal solución ya está en las calles, y que se está dando una iniciativa pionera, no solo en esta región, si no que quizá también en España, por parte de las asociaciones profesionales de la Mediación…. ¡¡ Chissst ¡!, que se sepa la falta pero no la respuesta… Muy rarito todo esto.

            Porque esta iniciativa que cito, está formando profesionalmente a un número multidisciplinar de mediadores profesionales cada vez más amplio y asentado entre la ciudadanía - si bien que aun marcadamente escaso para las necesidades previstas en un futuro cada vez más cercano – a la vez y al mismo tiempo que se está ofreciendo a los Ayuntamientos para poder realizar tal formación entre sus ciudadanos en y para sus propios pueblos y municipios. En pocas palabras, la respuesta que se buscaba en el mencionado artículo ya se estaba dando simultáneamente en el mismo lugar… y, sin embargo, estaba siendo ignorada, tanto por los medios como por los propios ediles y edilatos.

            Resulta extremadamente curioso que ocurran estas cosa tan contradictorias en medios y organismos a un tiempo. Si obedece a un exceso de suficiencia, o ineptitud, o a una desconocida estrategia, no lo sé, lo ignoro, pero lo dejo al análisis del que me lee habitualmente. Y aún resulta más curioso cuando esta especie de aparente “ignorémoslo” colegiado, tan parecido a una absurda por incomprensible consigna, coincide en el lugar, en el tiempo y en las formas.  Y que no me digan, por favor, que veo conspiraciones donde no las hay, pues yo mismo me lo digo ya. Pero sí que veo coincidencias en los modos y maneras (malas, por cierto). En las excusas, en los silencios, en los desprecios, que, cuando te dan la espalda, todas esas espaldas parecen tan iguales que no sabes si son las mismas, pues todas te dejan con la palabra en la boca. Compruébenlo, tómense la molestia…

            Pero esto no tiene vuelta atrás. La Onu, la UE, el propio CGPJ (Consejo General del Poder Judicial) han dictado sentencia. La Mediación Profesional ha de ser una realidad en España. Sí o sí. Lo quieran o no las administraciones miopes y obtusas. En un par de años habrán sanciones para los remisos, y hagan lo que hagan, miren para otro lado, nieguen su colaboración, o pongan los obstáculos que pongan, esto acabará imponiéndose guste o no guste…

            Mientras tanto, las asociaciones de Mediadores, la escuela de formación, el Centro Murciano de Mediación, aún ignorados por un aparente, silente, estúpido y extraño “decreto”, están poniendo a Mediadores Profesionales en las calles de los pueblos, a pesar de las zancadillas y la ceguera de regidores que los obvian. Y de los medios que acogen y/o silencian discriminadamente y sin sentido de la más elemental lógica… A pesar de todo eso, Torre-Pacheco se está convirtiendo en un referente que se puede demostrar aunque no se quiera reconocer.

El próx. Viernes, 14/12, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7, PRESÉNTATE AL PRESENTE , puede resultar interesante. No te lo pierdas


E.P. publicó la conversación del obispo de Salamanca con una víctima de abusos sexuales por parte de un cura en 2013. Cinismo y mala baba en partes iguales. Achacan a las víctimas la culpa de los verdugos. Y se pregunta con fingida inocencia el por qué no denunciaron entonces…

Pero denunciaron, y la justicia eclesiástica “condenaba” a los pedófilos a graciosos retiros, para luego recolocarlos en otras parroquias donde seguir de depredadores infantiles…

Y a los crios y crias los amenazaban, los chantajeaban y les metían miedo. A este indigno prelado habría que contestarle que sus víctimas han denunciado cuando han podido, y no cuando hubieran querido.


De los resultados electorales en Andalucía se dice que han sido una sorpresa. Sin embargo, por el contrario, han sido previsibles. La fragmentación del electorado es un hecho social que el CIS no ha sido capaz de ver en sus previsiones, pero que está ahí mismo, y es muy real. Un fracaso más para las mediciones demoscópicas. Y van… Sin embargo, el ascenso de VOX era palpable. Sus votantes están ahí, allí y aquí, entre nosotros, en la calle, esperando tan solo que apareciera el banderín de enganche. Hasta que asomaron los señoritos del cortijo, como en su anuncio, sin tapujos, cabalgando sus Babiecas y blandiendo sus Tizonas contra todo moro invasor, como el Cid.

            Los alumnos estaban preparados y dispuestos, esperando que apareciera el maestro. La xenofobia larvada, el viejo mito del extranjero que nos despoja de nuestros derechos, la inseguridad achacada siempre al que viene de fuera, el patrioterismo desaforado, el odio nacionalista, que se extiende tanto a regiones como a todo el país, los unos contra los otros, el España primero, la mezcla de chauvinismo y racismo… Todo eso se palpa en el ambiente, en cenáculos y mentideros, en las barras de los bares y las esquinas de los esquineros. Y ahora está el partido que avala todos esos dudosos, bajos y tribales valores. Es el reflejo nacional de los populismos que azotan Europa y el mundo entero.

            Se ha dicho hasta la saciedad, por ejemplo, que al nazi prepotente de Trump lo ha aupado al poder la América profunda. Pues bien, a los de Vox lo ha votado y puesto en el poder la Andalucía profunda, y lo subirán al poder nacional la España profunda. Por otro lado, en Andalucía han ido a las urnas menos de la mitad del censo electoral. Los cómodos e irresponsables se han quedado en casa, y “los profundos” se han movilizado. Y es que los cerriles, los ignorantes y los prepotentes, también votan. Y ahora tenemos lo que tenemos… pero la responsabilidad es tan solo de los que no han votado.

            Ya solo cabe reconocerlo y tratar de conjurarlo, no negarlo. La reacción del Psoe clamando por el veto, y la de Podemos llamando a la guerra callejera, son posturas histéricas, pero antidemocráticas. Demuestran no respetar la decisión de los ciudadanos cuando no les gusta. El protestar después de haber elegido en libertad la ciudadanía es no respetar a esa ciudadanía, aunque hayan hecho un pan como unas hostias. Y eso los pone a la altura de los que critican. Y es hacerle el juego a fascismos y populismos, y a todo absolutismo naciente. Es darle armas al enemigo.

            Aunque lo hacen lastrados por el miedo, actúan tal y como lo achacan a esos temidos rivales. Y lo que es peor, mucho peor, no son capaces de actuar con generosidad ni inteligencia. Son tan ruines que siguen poniendo el interés del partido por encima del interés de la gente, y son tan tontos y cegatos que no les importa mandar al país al carajo por no meterse su estúpida partitocracia por el agujero (con perdón) de su negro culo… o por el agujero de su negra sesera, porque como piensan con el tal culo, pues igual dá…

            Pero tiene una solución. Y es una coalición de partidos constitucionalistas PP-Ciudadanos-Psoe, y que manden a los dos extremos extremistas del espectro político (ya saben lo de aquel principio de que los extremos se tocan), a hacer puñetas en la oposición. Los ultras de Podemos y de Vox son tan populistas como peligrosos, y los partidos moderados, sean de izquierdas o de derechas, deben olvidar sus diferencias y unirse contra los que vienen a secuestrar la democracia.

            Si no lo hacen, es porque les importa más sus miserables madrigueras políticas que el resto de la granja. Porque son formaciones ombligueras, egoístas, ciegas e incapaces de unirse para trabajar por el bien común, educando a la ciudadanía para que no vuelva a cometer tan garrafal error. Al final, ineptos elegidos por ineptos… Una auténtica pena, pero siempre elegimos lo que nos merecemos.

El próx. Viernes, 14/12, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7, PRESÉNTATE AL PRESENTE , puede resultar interesante. No te lo pierdas

UNSPECIFIED - CIRCA 1935: Lynch law in America: 5000 onlookers watching the corps of two black man, Photograph, Around 1935 (Photo by Imagno/Getty Images) [Lynchjustiz in Amerika: 5000 Schaulustige betrachten die Leichen zweier Schwarzer, Photographie, Um 1935]

No solo Maríe Le Pen, de la ultraderecha francesa, ha felicitado a Vox por su triunfo en Andalucía, también toda la caterva neofascista que hay en Europa, e incluso… ¡tatachín ¡, David Duke, histórico líder del Ku-Klux-Klan…

Todos los votantes de esta fuerza política, ¿habrían pues de asimilarse al jaez de esta caterva de joyicas?.. Puede que sí, puede que no, si bien se acercan a ello mucho. Pero deberían hacérselo mirar…

Y quién deberían pensárselo muy bien son los partidos que formen alianza con semejante compañía. Quedarán marcados, si no como iguales, sí como irresponsables que no les importa la catadura de sus socios con tal de adquirir poder. Aparte d eponer en peligro la propia democracia.


Mi anterior titulado “Un Tema a Debate” – en realidad lo es – tuvo un seguimiento tan participado como desacostumbrado. Y se me animaba a escribir una segunda parte…

            Bueno, pues entonces sigamos el pespunte por donde mismo lo terminé. Me despedía del respetable con una especie de “solución final” nazi, si bien sin sangre ni cenizas, algo menos cruento, más… digamos civilizado. Acababa con una especie de premonición pesimista (o realista, según se vea): “…pues se nos lava el cerebro… Y en esas estamos”, creo que es lo que decía, más o menos…

            Las técnicas de lavado de cerebro cada vez son más sutiles y certeras. Ya no hace falta practicarle una lobotomía a nadie, antigua y agresiva forma de emasculación mental. Tampoco es necesario montarse un Farenheit 451, como aquella película clásica de un futuro incierto, donde la posesión de libros estaba prohibida y duramente castigada, y existía una policía especial dedicada a descubrirlos y quemarlos allí mismo donde los encontraban, encarcelando a sus dueños por el delito de poseerlos.

            No. Las técnicas usadas en la actualidad son más civilizadas, como digo, de una mayor y muy cuidada sutileza. Se utiliza, por ejemplo, la técnica de la sustitución. Esto es, se sustituye la cultura por la subcultura, o sea, el entretenimiento, que hoy es un campo de extensos y casi inagotables recursos – antes se limitaba al panem et circus romano – pero hoy dispone de muchas y variadas formas: fútbol, festejos, competiticiones, concursos, telebasura, manipuladas tradiciones, populismos, consumismo dirigido, modas, patrioterismos, fomento del gregarismo, y un inacabable etcétera de tótems tribales…

            La aplicación masiva de todas esas técnicas en una ciudadanía cada vez más entregada y entretenida, cada vez más manipulada y adocenada, cada vez más superficial y hedonista, al final logra una horizontalidad mental en la sociedad, si no de absoluto control mental, sí que de una disposición previa, o predisposición, para poder lograrlo en un futuro más o menos próximo. Estamos en el canto de un duro de ello. Es la política pasiva y acomodaticia del “dame pan y dime tonto”. Cuando se logra que le gente se indigne por el cierre de un campo de fútbol y no se inmute por el cierre de una biblioteca, ya casi que se está a punto de ello…

            …Y hablando de libros, se da la circunstancia que se están “fabricando” best sellers anodinos y de baja estofa, con probadas y comprobadas técnicas de márketing, que los hace venderse antes de ser comprobada su calidad literaria. Una publicidad acertada, y no un juicio previo del personal lector. Se aplica el principio consumista, no el cultural. Eso hace que desaparezcan de las estanterías obras clásicas y/o universales de gran valía… La etiqueta “Descatalogado” aparece cada vez más y con mayor frecuencia cuando uno busca una obra que ayuda a buscar y enseña a pensar…

            He llegado incluso a hacerme con libros por gentileza del propio autor, que me los ha enviado en archivo Pdf, y al que ni siquiera habían comunicado que su obra había desaparecido del mercado de distribución de libros, misteriosamente descatalogado. Lo ignoraba por completo, enterándose por mí. Los fondos editoriales de hoy son tan volátiles como de una marcada superficialidad, comparados con los de hace décadas. Y esto que afirmo es fácilmente comprobable. Otra cosa, naturalmente, es que eso no nos preocupe ni mucho ni poco. Que nos dé igual. Que nos sea lo mismo. Si es así, entonces ésta es una demostración de los resultados de la manipulación mental de la que estamos hablando. Y éste es uno de los objetivos.

El próx. Viernes, 14/12, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7, PRESÉNTATE AL PRESENTE , puede resultar interesante. No te lo pierdas


Aconsejo a edilatos y ciudadatas el libro La Justicia sin Jueces, de un Magistrado de la Audiencia de Barceloa y Profesor de la Universidad Pompeu Fabra, en el que dice que la máquina de administrar justicia quiebra porque, al contrario que el resto del mundo, la Mediación en España ha de superar un dique de resistencia inexplicable…

A la AMM, a un servidor, y a mucha gente, le duelen las muelas de decirlo, repetirlo y tocarle las puertas a políticos sordos y ciegos de la realidad…

Estamos a disposición de vecinos, empresarios, organizaciones, comunidades y ciudfadanía en general, para explicarles, informarles, formarles, educarles y servirles en Mediación. Ya que los responsables pasan del tema…


Cada año, por estas fechas, Hacienda, o Loterías del Estado, que es lo mismo pero la parte lúdica y festiva,  no por eso menos recaudatoria, del erario público, nos inyecta en vena el anuncio institucional de la Lotería de Navidad. Hay que mover los corazones en dirección al bolsillo. Siempre tocando la fibra del ciudadano. Eso ayuda a que el contribuyente forme largas colas de voluntarios ante los expendedores de ilusas ilusiones. Jamás se ha contribuido a las arcas del Estado con tanto afán y alegría… Este año, Juan, un tipo solitario, resentido y mezquino, egoísta e insolidario, que se ve atrapado en una especie de Día de la Marmota que le permite prever que el premio gordo de Navidad es el que le ha ofrecido la señora de su bar de la esquina, y que rechaza sistemáticamente por su malla follaíca congénita, se apresura a comprarlos todos. No sé si para enriquecerse él solo en el barrio, o si para joder a los demás, o ambas cosas a la vez… Pero, ¡oh, milagro del navideño espíritu!, de repente se vuelve humano, se solidariza con una pobre chica en desgracia, y se convierte, por arte del guionista, en el ser más generoso sobre la tierra, compartiendo, incluso fiando, su premio con ella… Un cuento perfecto, al mejor estilo de Charles Dicquens, para tan inefables fechas.

                El mensaje es meridianamente claro: comprar Lotería de Navidad significa compartir. Nos convierte en seres  generosos y sensibles, fomenta la solidaridad humana. Guay, requeteguay… Pasemos todos por taquilla con flores a María, que madre nuestra es… donde se nos expenderá carnet de solidario institucional. Ya no se trata de hacernos ricos, millonarios, de agarrar un buen pellizco que cubra nuestras leves o pesadas necesidades, no… se trata de… (redoble de tambores, por vafor), ¡compartir!... ¡Y vaya si compartimos!. Primero con Ntra. Sra. De Hacienda, que agarra su 20% cuando le abone un premio que usted – y otros como usted – se ha financiado previamente comprando el décimo… y luego le espera al año siguiente en su Declaración de la Renta para volver a ordeñarlo por lo mismo. Después ya tendrá usted sus agujeros que tapar, y de paso, por los que también cotizar, en Ivas y tonterías varias.

                La estrategia es clara: Utilizar estereotipos humanos para idealizar un acto que es de pura naturaleza egoísta, no menos humana por otra parte. Compro para ver si me toca a mí, no para que toca a los demás, claro. Pero, naturalmente, con el enjuague de entrañas tras pasarnos el mensaje publicitario de Navidad, viene a ser algo así como la limosna que se da para tranquilizar la conciencia. O como aportar nuestro óbolo en las diferentes campañas navideñas para tratar de equilibrar el absurdo consumismo al que nos dedicamos en estos días. Obedece al mecanismo psicológico de la compensación. Me asocio a tal Ong contra la explotación infantil, por ejemplo, para re-equilibrar el que luego compro en tiendas cuyos artículos bien sé que se fabrican con tan inhumano método, porque me ahorro mi buen dinerito… Es como aquel “no desperdicies la comida, cómetela, que hay negritos que pasan hambre”, como si fueran a dejar de pasarla si tú te inflas… La cuestión es que la conciencia es una maquinaria muy delicada, a la que hay que engrasar de vez en cuando para que no chirríe y nos despierte de nuestro plácido y autotejido sueño. Y existe la conciencia social, igual que existe la conciencia personal. Lo malo es cuando queremos diluir la segunda en la primera, como en este caso.

                Que esa es otra… Solemos (o nos suelen) fabricar prototipos sociales que nos conducen a ello. Por ejemplo: las personas extroverdidas, sociables, que hacen de su vida una contínua e intensa relación, una inacabable sucesión de eventos, comidas, cenas, saraos y fiestas, suelen ser seres  generosos, solidarios, etc., mientras los adustos, solitarios e introvertidos, son todo lo contrario, egoístas encerrados en sí mismos. Sin embargo, esto es una visión demasiado simplista y estereotipada. Es posible que lo primero sea una huida, personas que les dá miedo estar a solas consigo mismas, que les espanta la introspección, el análisis íntimo, la meditación, y que utilicen su sociabilidad como una vía para escapar de sí mismos. Puede ser. Como también conozco algún tipo solitario, amante de su intimidad, de su discreción, que está asociado a una docena de Ong´s y colabora con todo quisque. Que lo que ha hecho, como humildemente confiesan no sin cierta vergüenza a pocos íntimos, es porque prefieren gastar lo que consumen en “comicenas”, en estas otras cosas… Simplemente han cambiado un cromo por otro. Y sin proclamarlo ni presumir de nada, sin aspavientos farisáicos, que también abundan mucho en estas fechas, por cierto…

                Por eso yo no creo en los Juanes del anuncio, donde se obra el milagro de la conversión instantánea, en vez de ser un lento proceso de maduración. Puede ser, pero no es normal. Lo normal es que en los Juanes raritos y encerrados en su aislamiento, haya de todo, egoístas y generosos, solidarios e insolidarios, sensibles e insensibles… o maravillosas personas con apariencia de ogros. Pero no me cuenten más cuentos, por favor…

El próx. Viernes, 14/12, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7, PRESÉNTATE AL PRESENTE , puede resultar interesante. No te lo pierdas


Mi abuela usaba mucho la expresión “canela en rama” cuando quería resaltar la calidad y alto valor de algo o de alguien. El precio de la canela lo hace comparable a la valía de las cosas o personas…

Hoy, la obsolescencia programada en esas cosas, y la actual escala de valores en esas personas, hace que tal comparación resulte devaluada y anticuada. El cacharraje que nos compramos es de altas prestaciones pero de bajo rendimiento, y las personas de mucha apariencia pero de escaso predicamento…

Sin embargo, todo eso está trasnochado. Lo que decía mi abuela, la pobre, y lo que cantaba Mª Dolores Pradera de “La Flor de la Canela”. Nada que ver con lo de ahora.


Dice Félix de Anzúa que la primera víctima que se cobra el fanatismo es al propio fanático. Es tal el odio que genera cualquier fundamentalismo, que aquello que desea defender acaba envileciéndolo, y por el contrario, lo que desprecia, termina por enaltecerlo. Es el poder del deseo ciego y obtuso. Es la onda convertida en boomerang.

            Y pone como acertado ejemplo el caso catalán, por lo próximo y cercano, claro, y, por lo tanto, conocido. El de ese grupo de excelsos potriotas (de potros, no de patriotas) que tuercen, retuercen y falsean la historia y la cultura, a sabiendas de lo que hacen, que es convertirse en herramienta de la ignorancia que los rodea, y que van asegurando por ahí que Colón era mallorquín,, o de Casa Tarradellas, y que El Quijote fue escrito originariamente en catalán, para luego barbarizarlo al castellano, o también que Santa Teresa de Jesús, en realidad era de Banyoles…

            Pero son tan burdamente torpes en su odio estúpido, que no llegan a darse cuenta de lo que resulta obvio, y es que están enviando un mensaje esperpéntico demostrativo de todo lo contrario de lo que pretenden y tanto se esfuerzan en comunicar. Primero, están intentando hacer propia la cultura e historia española que tanto aborrecen, queriendo apropiarse de sus figuras históricas e ignorando su propia cultura catalana. Y segundo, como consecuencia de ello, enaltecen la que dicen despreciar, y desprecian lo que dicen defender. Ahí tienen el caso de Josep Plá, un magnífico escritor que construyó toda su obra en catalán, y al que los enardecidos visionarios literarios de su tierra le negaron repetidamente el Premi d´Honor de las Lletres Catalanes, por el simple hecho de que, tan reconocido autor por parte del resto del mundo, nunca se consideró nacionalista a sí mismo.

            Y es que en toda esa triste historia de inquisidores idiotas, no ven que están convirtiendo el nacionalismo normal en un vulgar nazionanismo. O sea, se afanan en hacerse continuas masturbaciones mentales al más puro y excluyente estilo nazi. Aunque la pura realidad es que en su estúpido deseo de excluir todo lo que le rodea (España en este caso) lo que en verdad están haciendo es autoexcluirse a sí mismos del resto, adoptando encima la historia y cultura de esa misma odiada sociedad que le rodea. Y eso es lo que se empeñan denonadamente en conseguir. Hacen lo que con Josep Plá, excluyen a una reconocida joya de la cultura catalana por no ser excluyente él mismo. ¡¡ Peazo burros..!!

            Esto es algo parecido con lo que ocurre con el término avasallar. Que es un concepto de la edad media que describe el hecho histórico del vasallaje. Esto es, cuando un rey medieval extendía sus dominios, ocupando, que y ano invadiendo, tierras anejas o ajenas, se decía que adquiría vasallos de tales conquistas (hacer vasallaje). O sea, a-vasallaba, se hacía con más vasallos.

            Vale. Ahora dígale a los que se consideren vasallos de unas siglas políticas, por ejemplo, de un partido, de una ideología, de un determinado gobierno, que en realidad son avasallados por tales partidos, ideologías o gobiernos. Le contestarán, airados y ofendidos, que a ellos no los avasalla nadie, faltaría más… Aunque, en cierto modo, sí que se ejerce determinada forma de vasallaje, y, por lo tanto, también en cierto modo, de ser avasallados.

            Y es que muchas veces, bien por la ignorancia con que entendemos el lenguaje, bien por la ignorancia con que entendemos la realidad que nos rodea (o con la que nos rodean), perseguimos conseguir lo contrario a lo que queremos conseguir. El razonamiento y la lógica son excelentes y muy útiles herramientas. Pero el odio es un arma tan terrible, que termina por destruirnos a nosotros mismos. No lo olvidemos nunca.

El próx. Viernes, 07/12, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7, CUENTO DE NAVIDAD , o lo que no se nos debería olvidar


Las secretarías y servicios jurídicos de los ayuntamentos, tras cuanto está ocurriendo, están acojonadillos, y se la cogen con papel de fumar. Pero para ser inoperantes no hace falta cobrar los sueldos que cobran…

Llegan a calificar como empresa con ánimo de lucro a cualquier organización que maneja dinero, sin más. No caen en la cuenta de que el propio ayuntamiento puede ser acusado de ánimo de lucro por el mero hecho de cobrar impuestos y pagar a sus profesionales contratados para prestar sus servicios…

Su obligación es buscar soluciones a los problemas, no hacer problemas de las soluciones. A veces pienso si se les paga para ir contra los ciudadanos o para estar a su servicio… Misterios de la cripta.