Saltar al contenido

BASURAS

Compartir

En la última despedida de año, el servicio de emergencias atendió más de mil cuatrocientos casos de borracheras, heridos por imprudencias, navajazos, e incluso algún muerto hubo. Todo mú bien y mú bonico…

A mí, lo que haga cada cual con su organismo me pone al pairo, por no decir otra cosa, pero me joroba, y mucho, que ese servicio, caro y extraordinario, lo tenga que pagar de mis impuestos y de los de otros muchos gilipollas como yo…

Si cada cual se pagara su propia atención y su propia basura, como se paga su propio entierro, habría menos emergencias, y sería mucho más justo. Pero esto es una irresponsabilidad de m…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *