Saltar al contenido

LEGIONARIA CABRA

Compartir


…Bueno, no sé si será legionaria o legendaria, la verdad. A ver, ¿quién dice que tenemos mala leche?.. Fíjese bien en este dato, Honorato: “la cabra española conquista Irán, y está a punto de hacerlo con Kuwait y los Emiratos Árabes”. Pá que s´entere. En los últimos dos años, 3.000 cabras (no locas) de la raza murciano-granadina, ojo, se enviaron a Oriente Próximo, a ver si se aclimataban y eso, porque allí se están quedando descabritados. Pues bien, de puta cabra madre, óiga, que como si fuera aquello la propia Murcia o Graná, desierto puro. Tan es así, que al final del presente año, serán 10.000 las cabras que tiren al monte de la antigua y legendaria Persia. La calidad de la cabra y la cantidad de su leche es lo que la hace competitiva.
Yo recuerdo mis visitas a los campamentos de refugiados saharauis, alla en Tinduff, en pleno desierto argelino, en la Hammada, que significa infierno, fíjense… donde no comían otra cosa las pobres que plásticos, cuerdas, flejes y cartones. Tal era su dieta básica. Eso sí que eran cabras rendidoras y económicas. Otra cosa es su carne. Cuando la cabra ya no daba leche, se la sacrificaba y se la comía. Algo es algo, por duro que sea, no crea… que dura la carne lo era un rato largo.
Y digo esto porque yo nunca me había fijado en estos animales como importadoras de divisas árabes… ¡Hombre!, me dirán ustedes, los árabes no van a comprar vacas, si no tienen pasto. Y es vedad. Compran cabras porque son más sufridas, menos delicadas, más sacrificadas, y ocupan menos lugar que las vaques… Sobre todo la cabra murciana, que dónde va a parar, Carrasclás. Y si empezamos a mandar cabras a los de los emiratos, no es mal negocio cambiar leche por petróleo, no señor. Ni mucho menos. Otra cosa es que sepamos estar a la altura a la hora de negociar, naturalmente.
Así que sigo informándome, y me entero que España es una potencia mundial en caprinos… digo caprinos, ¿eh?.. aunque también en los otros. Y que, después de Grecia, que es el no va más aunque no se le note en su pujante economía, vamos nosotros con el segundo censo de cabras más potente de toda Europa. Y eso, amigo mío, tiene su importancia. Somos potencia productora de agricultura, hostelería… y cabras, y también, por supuesto, de magníficos profesionales especializados en industrias que ya no existen aquí, y que hemos de exportarlos tras gastarnos un huevo en formarlos, para que los aprovechen otros y ellos puedan trabajar en otra cosa que no sea de camareros.
Deberíamos, al menos, negociar con estas naciones, el que nosotros les mandamos cabras en tanto en cuando que ellos no nos manden cabrones. Me refiero a los cabrones terroristas que ellos alimentan con sus petrodólares, claro. Que todo el mundo sabe que son financiados por los potentes potentados del islam, con el fin de mantener debilitadas a las potencias occidentales, de las que no se fían por muchas palabricas y cabras con que repoblemos sus desiertos…
Nos ilustra la compañía española que se encarga de este comercio, que ya el pasado Febrero, unas 7.000 crías de cabra española y olé, nacieron en territorio iraní. Pues eso va en contra de nuestros intereses, ¿no?.. Llegará un día en que sus cabras persabalantes sean más que las hispanobalantes, y ahí se habrá acabado el negocio. Y es que estos animales no tienen conciencia de cual es su madre patria. A la misma legionaria le cambias la bandera y ni la reconoce. Así que yo propongo mandarlas debidamente capadas.
Pero, en fin, démonos la enhorabuena por ser un primer productor y exportador en algo más que pimientos, tomates, lechugas y masterchefs del universo culinario, que lo de culinario en ciertos lugares lo toman por el lado equivocado. La tecnología de la cabra es tecnología punta. Algo serio y de mucho futuro. Puro I+D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *