Saltar al contenido

EUROPA, O NADA…

Compartir


En su discurso en el Parlamento Europeo, Macrón abrió la caja de los truenos. No quiso hacerlo bonito para ganarse el aplauso del distinguido (o no tanto) público, si no para poner los puntos sobre las íes y cabrear a más de uno, o una, que se sientan en el europarlamento para cobrar el sueldo y no mojarse, y/o para cobrarlo soltando estupideces… Y advirtió que, con la aparición de los populismos, tanto de izquierdas como de derechas, “una forma de guerra civil reaparece”, y habló de la floja defensa de la democracia por parte de los partidos tradicionales y de las naciones fuertes europeas, y de su debilidad ante tal amenaza.

            “Ante el populismo que nos rodea, la respuesta no es la democracia autoritaria, si no la autoridad en la democracia”, dijo. Naturalmente, se ganó el ataque de lo más florido del parlamentarismo europeo que solo están allí para cargarse Europa desde dentro. Tanto brazosenalto como puñocerrados, sin distinción de ralea y condición, pues los hay tan arrimados a Stalin como a Hitler. A las críticas del eurodiputado neonazi Florian Philippot, le contestó: “si esta asamblea no le gustaba, no era necesario presentarse para formar parte de ella”…

            Macrón, en definitiva, insta a “construir una nueva soberanía europea que contrarreste los egoísmos nacionales”. Pos no has dicho ná, acho… Eso solo se consigue con la unidad política, fiscal y judicial, y cada vez estamos más lejos de ello. En realidad, Europa está atravesando la peor crisis de identidad de toda su historia. Está a medio construir, y, o se sigue construyendo o se empieza a demoler. El riesgo de involución y el peligro a deshacerse lo hecho es más real y acusado que nunca. En realidad, tiene la carcoma dentro, lleva consigo el germen de la descomposición.

            De hecho, la incongruencia y la hipocresía a hecho mella en la clase política europea. No se entiende, por ejemplo, que toda Europa se rasgue las vestiduras con Trump, pero acepte una Turquia trumpera en su propio trastero. No se comprende que se abomine de los populismos, pero nadie exija al PP europeo que dé explicaciones por cobijar en su seno a un especímen como Víktor Orbam. Es cínico criticar al muro de EE.UU. con México, y no ver el de Bulgaria para con los refugiados…

           

            Decía no sé quién, que cualquiera puede convertir a una cotorra en economista, solo que enseñándole un par de palabras: oferta y demanda. Bien. Pues ya somos muchos los que decimos que cualquiera puede convertir a esa misma cotorra en político, tan solo que enseñándole a repetir otro par de palabras: democracia y reforma.

            Pero la más sangrante contradicción del europeísmo actual está en la preocupación por el mantenimiento de los partidos conservadores y socialdemócratas que hicieron grande a las naciones europeas, y es tan así, que tienen delante a un Macrón defendiendo los valores europeos mucho mejor que ellos, que son los llamados a hacerlo, y eso es el más vivo exponente del fracaso de las fuerzas políticas tradicionales en Francia, como llevan camino de serlo también en España, y será tendencia en el resto de Europa…

            Que este hombre le saque los colores a esa vieja Europa, y defienda los principios que los de siempre ya no son capaces de hacerlo, quiere decir algo… ¿O no..?

                         

Siga sus programas en www.radiotorrepacheco.es en directo, o posteriormente en Youtube o Facebook

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo

PRÓXIMO VIERNES, 11 DE MAYO, 10,30 hh. En 187,7 FM: Programa de Radio EL MIRADOR.- Título: CON MIS RESPETOS… (Advertencia: es tan  ATREVIDO como CONTROVERTIDO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *