Saltar al contenido


Se nos acaba la fiesta… bueno, es un decir, porque la fiesta, las fiestas, desde el verano han continuado durante todo Septiembre, con la Feria, en Octubre las de todos los Rosarios… la Navidad que empieza ya en Noviembre… La fiesta en España es continua, seguida, ininterrumpida (no debe cundir el desempleo en la hostelería o estamos perdidos), hoy aquí, mañana allí… Me refiero a ese mes pasado de estiaje estirado en que nos tocamos los catapunes a la vez y al mismo tiempo (virtuosos del dolce far niente que somos) que se los tocamos a los demás con coheterío, musiquerío y griterío hasta las tantas. Por este año se acabó aqueste quento, y para el próximo seguiremos con el que se pueda salvar…

Así que me fijo en un par de noticias, detalles de prensa, como casi colofón del colocón, y el anuncio del apechugue, si bien que por partes y sin achuchar, y que es el llamado estrés postvacacional – cuentismo de última generación inventado para alargar el letargo costeado – el cual va cogiendo grados y una ya casi innegable importancia. Y es que aquí, si no se para y se vacacionea, malo, que nos ponemos pachuchos de tanto laboro, y si se para de vacacionar, también malo, porque hacerlo así, de golpe, el organismo se resiente. Nuestra vergüenza torera no se resiente en ningún caso, por supuesto…

Y una de las “notis” es, precisamente, eso mismo: el clavo ardiente. En esta ocasión por boca de un eminente psicólogo, destacado miembro de destacados organismos, superexperto en dinámicas y terapias con nombres epatantes, etc., etc., etc… “Las vacaciones son una necesidad para todos”. Chócala, acho, tío, t´has ganao a la tribu, lo que yo vengo diciendo toa la via… “Se trata de lograr un descanso y una desconexión del día a día, y utilizar las vacaciones para disfrutar”… Verdades como sagrados templos barrocos, picodoro… ciencia pura, justo eso mismo, tampoco te esfuerces mucho no te provoques una inguinal…

Lo que pasa, es que en la doble página compartida del medio, aparece, a modo de complemento del reportaje, la publicación de un dato específico, algo así como que “bastante más de la mitad de los autónomos no se pueden ir de vacaciones” (fuente de los datos: Ata). Y prosigue: “la inmensa mayoría de dueños de pequeños comercios y otros muchos autónomos no pueden hacer frente a las consecuencias de bajar la persiana esos meses”. Y todo esto viene ilustrado y asegurado por media docena de testimonios cercanos, con nombre y apellidos, que dicen que en su p.. vida han podido hacerlo si querían seguir comiendo

Hasta aquí la noticia real, verídica, tal cual aparece en las páginas del periódico. Vale… Y a partir de aquí viene la noticia ficticia, la inventada e inyectada, tal cual aparecía en un periódico virtual e imaginado en plan broma de bromuro: Los servicios médicos han chequeado a esos seis especímenes infectados (se advierte que hay cientos de miles, millones, de ellos) y, sorprendentemente, no aparecen secuelas de nada, están razonablemente sanos, no acumulan más estrés que los vacacionantes en absoluto, ni tampoco menos, ni se les encuentran mayores niveles de frustración que a cualquier otro congénere con desconexión incorporada de salutífero descanso. Se abre una línea de investigación por tan apabullante descubrimiento. Seguiremos informando, pero se adelanta que toda la fenomenología dada tanto en uno como en otro sentido de aquí atrás, puede deberse a un mero efecto placebo del que sacan partido profesionales de muchos sectores, tanto de la medicina como del sector turístico o de la Biblia en pasta…

Otro aderezo de distinta naturaleza son las especificaciones de un doctor doctorado, valga la redundancia, en cabañuelas. Doce meses, uno por uno, de lluvias, nieves, calores, vientos y generalidades varias, pero sin más especificaciones que las de toda la vida: movidas fenoménicas en el noroeste, un poco que llega al altiplano y al campo de Cartagena… Mar Menor ni se le nombra, pero, bueno, pongámosle algo de fenómenos costeros, y tal y cual… Si pilla, pilla, y si no pilla, pues no pilla, pero me acerco por la orilla… Acojonantes conclusiones de los ingenieros cabañueleros. El Almanaque Zaragozano está servido de inconmensurable I+D.

…Y así pasan los días, y yo desesperando, y tú, tú contestando: quizás, quizás, quizás… (Lucho Gatica).                            

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


El otro día arrestaron en Murcia a una mujer que le estaba propinando a su marido (ambos ecuatorianos) en la calle Floridablanca, una paliza de padre y muy señor mío. El hombre no se defendía y se dejaba dar patadas, puñetazos, arañazos…

Tras llevarlo a él en ambulancia y ella ser arrestada por la policía, declaró que en realidad era ella la que sufría malos tratos, y quería denunciarlo…

Según el Código Penal español, se trató el caso como un episodio de violencia doméstica, no de género. Sería de género de haber sido el hombre contra la mujer, no al revés… Sin comentarios.


El cinismo político no tiene límites. Y el límite del político está más allá del cinismo, porque hace del tal cinismo su auténtica, si bien oculta, profesión. El límite está mucho más allá de su propia desvergüenza. O sea, allá por donde nace la Teoría del Caos. Lo que está ocurriendo con la basura de los másteres es ya pura náusea para el ciudadano de a pie. De hecho, resulta inexplicable que esta misma ciudadanía no haga una falla con todos los políticos y convierta las próximas urnales en un auto de fé. Incluso lo más inquisitorial estaría justificado.

                Ahora resulta que nuestra Ministra de Sanidad, Montón es su apropiado nombre, también obtuvo su Máster de aquella manera, con sus enchufes, sus ventajas, sus privilegios y su canesú… y como a la ínclita Cifuentes, lo sacó a paseo y se le constipó. El de Casado está aún por estornudar. Exactamente lo mismo. ¿Y saben de qué universidad también?.. ¡Bingo!.. De la madrileña Juan Carlos I, se ve que expendedora oficial y recauchutada de tristes másteres a políticos relevantes, no importa droites que gauches. Favor por favor y ya veremos en qué cobramos y cómo se paga. Lo peor ya no es la imagen, si no la devaluación de los másteres conseguidos por la generalidad de sus alumnos que son los auténticos paganos sin culpa. Las víctimas reales.

                Porquería pura. Pero el inicuo cinismo reside en que esta ministra del Psoe, al igual que la Cifuentes del PP, primero dice que no dimitirá porque no tiene nada de qué dar cuentas, y luego dimite, como su antecesora, “para no dañar a mi partido”. Guay. Y encima se permite soltar que “todos no somos iguales”. Pues más iguales, imposible, chata. Ambas dos se miran al mismo espejo de prácticas corruptas. Pero lo aberrante es que Sánchez, que pidió rabiosamente la dimisión de doña Cristina por lo mismo, y que está atacando inmisericorde a Casado por tres cuartas de igual, con la suya reaccionó en un principio con un “confío en sus explicaciones”.

                Unas explicaciones basadas en mentiras, en intentos patéticos de disfrazar la impostura con el ya manchado y ajado disfraz de la transparencia, y que fue desenmascarada por los propios medios. Que sus jefes digan que confían en ella, así, porque sí, por las buenas, al más puro estilo de Rajoy disculpando a sus gürtélidos, es un poco-bastante contradictorio.

 Pero lo más sorprendente de toda esta merder apestosa es la reacción del propio Pablo Casado, ahora oposición: “No quiero hacer lo que hicieron conmigo”. Naturalmente. No es generosidad, ni bonhomía, ni leches… no, es simplemente que si la ataca se está atacando a sí mismo, y si la disculpa se está disculpando también a sí mismo. Y si quiere pasar página y no hacer sangre de tal trile, es porque quiere que su propio caso (un bis del de ella) se perdone y se olvide… Pero ha dimitido, y lo ha dejado con el culo al aire… De esta pasta están hechos nuestros muy principales políticos.

                A la misma vez en el tiempo, se produce la retirada de Soraya Sáenz de Santamaría. La que fue número dos de la política nacional y vice rajoyista se marcha a casa. Deja la política. No sabemos si es porque en el PP ha ganado la facción más falangista, la derecha de la derecha, y subiendo a la derecha, o es porque, con estas cosas y estos casos que están pasando, le ha dado un ataque de asco y ha tirado de la cadena tras haber vomitado.

 Sea como fuere, adiós muy buenas, que la Magdalena la guíe y las puertas giratorias de los paraísos en la tierra sean propicias a sus vientos.

                           

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


Cuando un ayuntamiento es denunciado por fomentar la competencia desleal, y se pone nervioso, y pierde los papeles, acaban por no atinar a distinguir la auténtica de la irreal competencia desleal, y entonces viene a caer en los errores de apreciación falsos y absurdos.

Una organización, por ejemplo, que facilité un servicio a los ciudadanos de considerables ventajas, y que no se facilite a través de empresas, no plantea ningún tipo de competencia desleal, an absoluto…

Y si se quiere justificar con que hay profesionales que cobran por sus servicios en una entidad sin ánimo de lucro, faltaría más, amparando otras que así mismo lo hacen, incluso el propio ayutamiento, entonces se está incurriendo en un ostentoso agravio comparativo e injusticia. Y es peor el remedio que la enfermedad.


El otro día hacían una entrevista seria (E.P.- 14/08) a una neoizquierdista nacida del 15-M, filósofa, vinculada a las movidas okupas, anticapitalistas y antiturismo, fundadora del movimiento Dinero Gratis (¿?), y una enérgica representante de la llamada nueva izquierda. Nacida en Barcelona, no facilitaré su nombre para no darle publicidad ni yo buscarme líos innecesarios, pero es una ideóloga tipo de lo que hoy es la izquierda más lista y populista de este país… Aquí me limito a hacer el retrato-robot, pero en ese periódico de El País, pueden seguir…

                Así que me zampé entera – de ahí mi actual estreñimiento - la sudodicha entrevista, más que nada por intentar entender de que van y en qué se apoyan para pensar en una especie de Gran Hermano proveedor del gran maná y de una máquina divinoprodigiosa de fabricar dinero y riqueza en un mundo de materias primas inagotables con que alimentar la tal máquina de hacer milagros. También por la cosa de ver si empatizo un poco con estos movimientos que me parecen de un cuentismo basado en el oscurantismo de su alta intelectualidad. Pero, sobre todo, por tener una cierta base a la hora de verter mis opiniones, y quitar ácido en lo posible, que hay quien me dice que antes de leerme tiene que tomarse un Almax…

                Pero tal conocimiento, lo confieso, huye de mis simples, pobres, elementales y vulgares entendederas. Nada. No acierto a dar con el misterio de la cuadratura del círculo. Y mucho menos con el descubrimiento del movimiento contínuo. Una de las preguntas que J.R. Mantilla, el entrevistador, le hace, es: “Qué es la pasta?”, uséase nada de Gallo, entiéndase dinero. Respuesta: “Una abstracción atravesada por relaciones de dominación. Por eso mismo daña la vida”. ¡¡¡ Toma higos, Pepa..!!!. Una respuesta clara a una pregunta sencilla. Está chupao, y cualquiera lo entiende. Es lo normal en estos casos y estas cosas, cuando se ven en la tesitura de tener que responder a una pregunta directa te lanzan una retórica intelectualista tipo Antonio Ozores en aquel caduco, oprobioso y consumista programa 1-2-3, y se quedan como el/la que ha parido oro alquímico.

                Pero la cuestión es que este humilde aguador del convento que soy yo, sigo sin enterarme, ¡pobre de mí!, cómo se pueden pagar tantas cosas con tal liberalismo, y subir tantos sueldos, y tantas prestaciones, y costear tan maravillosos servicios públicos, sin subir los impuestos… por ejemplo. O cómo terminar con las principales fuentes de ingresos actuales, como el turismo dañino (y yo soy el primero que lo critico, no vayan ustedes a creer) así, de raíz, por las buenas. Pues dice esta dama que “es una industria legal depredadora”, etc., etc… “y que ahí es donde se cruzan todas las devastaciones: de la ambiental al extractivismo presente”… ¡¡ Guau, ¿eso qué es? ¡!.

                Naturalmente, el periodista le implora: “tradúzcanos”, y se aviene bajar a los infiernos: “hay que actualizar el turismo como industria de desarrollo masivo extractiva y monopolista…”. Y así sucesivamente. Yo sigo sin enterarme el cómo solucionar tal problema, ni de la doctrina que van a aplicar para dar respuesta a todas las utopías y calamidades, de dónde van a sacar los recursos y demás “practicidades”. Me gustaría saber, no solo lo que quieren hacer, si no el cómo lo quieren hacer. Las formas, las maneras, los modos, y, sobretodo, de dónde van a sacar su mundo orweliano.

                Luego, sigo leyendo hasta el final, y me entero que esta encantadora de serpientes, es también profesora de Filosofía Comparada de la Universidad Complutense de Barcelona… ¡ Acabáramos ¡, ¿cómo no he podido adivinarlo?.. Naturalmente, es una bien pagada funcionaria, forrada de privilegios propios de su condición, con las espaldas bien cubiertas y el pesebre asegurado. Como casi todos los suyos. Tal y como también dice el escatológico refrán, “con buena pi… bien se jo…”. Claro. Así cualquiera puede teorizar desde su Olimpo sobre un mundo nuevo, experimentando con las lentejas de los otros, de aquellos que se las han de ganar bajo parámetros muy distintos y condiciones muy diferentes a las suyas, y que no pueden dejar sus cadenas para poder comer.

                Si Giovanni Guareschi viviera, pondría en boca de su personaje-estrella, Don Camilo, lo de “de los neoizquierdistas me guarde Dios, que de Peppone ya me guardo yo”… Seguro.

                           

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


¡Con un par..!. El gobierno de Sánchez, tras marcarse el selfie solidario con el Aquarius y hacer su posturita con Europa, un mes más tarde, expulsa a 116 inmigrantes que saltaron la valle de Ceuta, en un controvertido convenio con Marruecos que solo había ejecutado un par de veces de manera excepcional.

En esta ocasión, ¡oh, casualitas cusalitatis!, tras engrasar Europa vía Mérkel los engranajes marroquíes que pedían más pasta…

Con este farisáico cinismo se queda bien tanto con sus socios chupiguays como con los xenófobos opositores. Y la hipócrita conciencia ciudadana, satisfecha. E tutti contenti.

PAN O BOLLOS

power woman

Es muy conocido aquello de que, cuando María Antonieta preguntó asombrada, porqué de aquella gritería del populacho a las puertas de palacio, y le dijeron lo de “Majestad, es el pueblo, que protesta porque no tiene pan”, su contestación fue “pues si no tienen pan, que coman bollos”. Si aquello fue cierto, o se manifestó de otra manera, o fue simbólico, o no… la verdad es que coincide con otras manifestaciones en el mismo o parecido sentido – esta vez ciertas, por escritas – por ejemplo entre la correspondencia del último zar, Nicolás II y su esposa Elizabeth, que, mientras las mujeres de sus soldados que estaban muriendo en guerras absurdas contra Alemania o Japón, pedían pan para sus hijos en las calles de Moscú, éste escribía a la zarina de sus asuntos en campaña, como de que “el tiempo es bueno, aunque frio, pero ideal para la caza”. Es la lógica del poder absoluto ante una realidad que no existe porque no se reconoce su existencia.

La historia nos cuenta que tanto Mª Antonieta y su real esposo, como Nicolás II y toda su familia, terminaron ejecutados, ajusticiados, o asesinados, por la misma plebe. Personalmente me decanto más por el asesinato que por la ejecución de una justicia ante la que nunca comparecieron ni fueron juzgados, pero los que escriben la historia (en ambos casos los herederos de los justicieros) siempre tienden a justificar lo que, en modo alguno, resiste ninguna justificación, aunque la merezca. Al menos, hoy en día, claro. Porque, aparte de ñoñas novelas históricas que últimamente tienden a aparecer, retratando como víctimas inocentes a los personajes que los descendientes de esa historia tacharon de verdugos, que tampoco es eso, tampoco… yo pienso que su culpabilidad es un tanto relativa.

Y lo es porque esos personajes fueron formados, educados, dirigidos y robotizados para ser lo que eran y para ser como fueron. Ellos eran la realeza sobre el resto de la plebe, y su papel estaba muy por encima de vidas y circunstancias. Los motivos humanos, si acaecían por debajo de su nivel, no eran sus motivos. Los asuntos sociales o económicos, si sucedían por debajo de su estatus, no eran asuntos suyos, sino de otros altos lacayos a su servicio. Pero estaban en ese rol porque los había entronizado el propio Dios, la propia Iglesia, la propia Nobleza… y hasta la propia ciudadanía que los tenía por semidioses. Eran de una genealogía semidivina señalada “por la Gracia de Dios” para reinar sobre sus súbditos, y sus súbditos así lo creían, admitían e incluso defendían. Tan solo cuando dejaron de creer en su condición, la burguesía que antes se arrimaba al absolutismo en beneficio propio, se hizo popular y populista, y propició y se pasó a los que arrebataron el poder a sus ídolos.

Pero los ídolos caídos no tenían culpa ninguna de ser ídolos. El mismo pueblo que los entronizó y los elevó al altar, luego los sacrificó en otro altar más igualitario. Eso es todo. Las revueltas suelen trastocar todo orden establecido, sin querer decir con esto que todo orden que se establezca sea justo. Si existe una revuelta es porque el orden que hay no es muy justo, y entonces se justifica la tal revuelta… Observen que la palabra “justificar” viene de “justicia”. Sin embargo, eso no quiere decir que los abatidos y ajusticiados no sean más culpables que el haber asumido, y haber sido sumiso, el anterior orden establecido. Solo sabían ser lo que eran, e incluso lo que la gente esperaba que fueran.

Existe, sin embargo, una sutil diferencia con los líderes políticos y virreyes de partido político que hoy nos gobiernan, también en nuestro nombre. Y es que, si hoy se hace o se dice una barbaridad como la de “pues que coman bollos”, ya no es por la inocente supremacía e ignorancia de su cuna, sino por la maldad intrínseca de sus propósitos. Y si hay que falsear la misma historia, la verdad, la cultura, o lo que fuera, porque obedece a sus personales intereses, pues se hace, o se dice, y no hay más que hablar… Así tenemos a todo un Pablo Echenique que no se corta en sentenciar que “Aragón no es como Cataluña, porque no es una nacionalidad histórica”, quedándose más fresco que una lechuga el peazo burro éste. Falsea, pervierte, revierte y convierte la verdad en mentira, en embuste puro y duro. Porque es justo al revés, exactamente al contrario, que Aragón fue un reino histórico, e incluso de tal reino surgió y nació Cataluña. Nunca, jamás, como él lo afirma y asegura.

La diferencia con aquellos zares es que éstos sí saben que mienten y hacen mal a sabiendas. Sus intereses están ligados a la descomposición de todo Estado, a la disolución de lo constitucional, al desmembramiento del país, y entonces obran en consecuencia, y se alían, asumen y adoptan las estrategias de sus cómplices alimañas y sus sucias patrañas. Y si tienen que transmitir las mismas barbaridades, pues lo hacen… Aunque sepan, porque lo saben, que en esa Cataluña las gentes están a punto de salir a las calles en busca de pan. Ellos ya les tienen preparados los bollos.

MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ / El Mirador / www.escriburgo.com / viernes 10,30 h. http://www.radiotorrepacheco.es/radioonline.php

Publicado por MIGUEL GALINDO SANCHEZ en 1:54


Lo de las propinas, que las están prohibiendo en muchos países desarrollados por atentar contra la dignidad de las personas, aquí, en España, sería problemática. Primero, porque ya están casi institucionalizadas, y segundo, porque dada la precariedad del empleo y escasa paga del que la recibe, es casi una necesidad…

Aún y así, viene nuestra ministra de Hacienda y suelta que “las propinas deberían tributar”. Eso, declararlas en la Renta, pagar por ellas Irpf y factura de la propia aparte y con Iva, por favor…

Que paguen impuestos para que nuestro presidente use ese dinero para montarse una escapada con su mujer a Benicassim en un avión del ejército, y dé allí propina a los que le sirvan el coloque… Naturalmente.


Que la cultura de nuestros críos en las escuelas está en manos de la incultura, lo tengo yo cada día más claro. Que está en manos de la política de corral ya se sabía, que dichos políticos son más incultos que cultos ya se presuponía, pero que entre editoriales (intereses meramente económicos) y consejerías educativas (intereses meramente políticos), todos juntos la mataron (a la cultura) porque ella sola se murió (de asco) se ha demostrado palpablemente en este comienzo de curso aquí, en nuestra comunidad mursiana… con ese de eso.

                …Y es que ha saltado a la palestra los llamativos y vergonzosos errores en libros de texto de primaria sobre la región, y sobre todo, - estultitia et ignorantia – sobre sus dos principales ciudades, Cartagena y la propia capital que se llama igual, Murcia. Y estos libros sitúan a esa Murciudad en la costa, justo donde debiera estar Cartagena, aunque no exactamente, pero haciendo desaparecer a ésta. Y hablan de los romanos sin citar a la sudodicha Cartagena, pero sí a Murcivs, como un punto de referencia que, en realidad, nunca, jamás, existió como tal, ni siquiera quizá el inventado patronímico, saltando luego… ¡Ale hooop!.. a la conquista (que no fundación, que es lo que realmente fué) de la misma por los árabes, sin aparecer su real y auténtico nombre de Mursiya dado por los mismos…

                …Enfín, un total y absoluto desvarío. La burrada más  esperpéntica llevada a cabo con el cretinismo congénito y unigénito con que ya estamos acostumbraos y acostumbrás a recibir estas cosas… ¿Qué más nos dá..?. Si no sabemos, ni conocemos, ni nos importa un carajo, nuestra propia, auténtica y verdadera historia… ¿Qué importancia tiene que nos la cambien, la falseen, la mutilen o se la inventen?.. A nosotros que nos respeten las dudosas tradiciones envueltas en fiestas, que nos dá tres leshes que sean dudosas fiestas basadas en falsas tradiciones, pues lo que importa es la fiesta, no la tradición… y mucho menos, la historia. A esa, que le den…

                Naturalmente, ante esta palpable pero gráfica metedura de pata (¡qué burricie, Dios mío..!), solo los políticos (¿ánde andan los padres, por cierto..?) se han rasgado las vestiduras talares según sus intereses y conveniencias políticas y de cada cual, claro. Los cantonales cartageneros claman a los cielos y a todos los dioses y diosas del panteón por la desaparición de Cartagena. Al fin y al cabo, existió dos milenios antes que Murcia, y en eso llevan razón, aunque sus motivos se muevan por otros hilos, naturalmente… Los mursiyanos silban, se miran las faltriqueras y se ungen con el “amiquemeregistren”, disimulan, y las asneditoriales se justifican diciendo que la información viene facilitada por las autoridades educativas (ellos, por lo que se ve, están exentos de cultura, aunque editen libros)…

                El caso es que, por el contrario, la Consejería de Educación, me río yo del nombre, aclara que tan solo propone los temas y que es la editorial quién los desarrolla. Y así se distancian, se desmienten, se contradicen, y se echan la vergüenza la una a la otra. Los de la Comunidad se limitan a aclarar que elevarán un informe con los fallos detectados para ser subsanados a la mayor brevedad, y así se hace el pilático lavado de manos.

                Pero aquí no hay más asunción de responsabilidades  por parte de nadie, ni sanción, ni nada de nada. Todos tienen que ocultar, por lo que a nadie conviene mover más la mierda. Pelillos a la mar y la cultura a la basura. No le demos importancia a lo que no lo tiene. Y sobre todo, no abramos una investigación por una tontería, no sea que nos topemos con lo que no queremos porque ya lo sabemos… A ver si por la porquería ésta de la puñetera cultura se nos va a ver el jopo y nos vamos a llevar un disgusto. Que vivir de ella es mejor, mucho mejor, que vivir por ella. Y eso lo sabemos tós…

                Y mientras tanto, la comunidad educativa calladica que está más bonica, los zagales en lo suyo y a la suyo que es justificar los sueldos, y los padres pasando del tema como de la… eso mismo. Ni nos hemos enterao de lo que ha pasao, pues al fin y al cabo nuestros intereses estaban en otro lao… Lo de la cultura, lo de la historia, la educación de los chiquillos… ¡¡ ..Amos ya, joer !!.

                           

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


Cogió Pedro Sánchez a su señora, se montaron en un avión oficial de las FF.AA y se fueron a Benicassim al festival de música y alcohol. Su portavoza, aquella que dijo que “el dinero públicono es de nadie” (hasta que lo agarran ellos, claro) justificó la cosa como que es un acto de la “agenda cultural nocturna del Presidente”…

Carmen Calvo – Miss Paridas – debería saber un par de cosas al menos. Una, que hoy cultura puede llamarse a cualquier mamandurria. Al atontarse, anularse y amogollonarse, bebida y droga aparte, también le dicen cultura…

Pero usar un avión oficial para asistir a una diversión pública sigue siendo una sinvergonzonería propia de ventajistas y trileros. Aunque sean de izquierdas.