Saltar al contenido

FRANCAMENTE…

Compartir


El numerito que el gobierno de Sánchez está montando en el Vaticano y con el Vaticano con respecto a dónde re-colocar los restos de Franco, no solo es ridículo y fantasmal, sino que también insulta la inteligencia mínima y media de los españoles. Están montando una burda farsa, repleta de postureo, bufonadas y mentiras, con el único fin de engañar a sus ilusos votantes, con lo que es un declarado menosprecio a su capacidad de razonar. Y creo eso, porque se me hace difícil, muy difícil, creer en que los que nos gobiernan sean tan obtusamente ignorantes. Pienso que saben lo que hacen…

                        La primera trompeta del Apocalipsis fue cuando el Presidente se marcó el chotis de que, para sacar del Valle de los Caídos los restos del dictador, bastaba con su voluntad política. Fue el primer embuste, pues bien sabía él que de una propiedad de la Iglesia Católica no se puede exhumar resto alguno sin permiso de esa misma Iglesia Católica, aparte, claro, de lo que puedan enredar legalmente los herederos el espadón invicto. Y por eso, los plazos con que sacó buche, fueron tan falsos como la falsa monea… Trola pura.

                        Y para eso mismo, y no otra cosa, ha sido el viajecito de la Vicepresidenta Calvo al Vaticano, a pedirle, a rogarle, que no se oponga a la sacada, pero sí a la metida… Y para eso la recibió un tal Parolín,  secretario de segundos, no por el mismísimo Papa, claro, que se ha apartado de esta charlotada. Y le ha suplicado que no consienta a los deseos de la familia de enterrarlo en la Almudena, pues menudo papelón entonces, entiéndanlo sus eminencias reverendísimas… Pero la incontinente Calvo vino haciendo la uve y presumiendo de que la Católica ha claudicado ante sus buenos oficios, y que también se han avenido a pagar impuestos por sus propiedades, y, ¡joer!, que se van a autoimponer penitencia por el robo de las inmatriculaciones, que hasta al cementerio de La Palma le han echado la zarpa, etc… Y siguen sumando mentiras, a cual más gorda.

                        Es más… como con lo de darle sepultura en la Almudena, lo que le dijo el segundón fue que bueno, ya se verá, pero no prometo nada… nuestra inefable presidenta se monta el esperpento de que vá a ser que no, porque la Ley de Memoria Histórica no lo permite. Otra pose para el tendido. ¿Entonces para qué se molestó en ir a Roma?.. Demasiado sabe la doña que la Iglesia puede enterrar en sus propiedades (templos) a quiénes les dé la santa y real gana. Que lo mismo que vale para la exhumación, vale para la inhumación. Eso, además y aparte de que la familia Franco compró derechos de cripta en la Almudena para enterrar a sus muertos, y no va a renunciar ahora a ello.

                        Naturalmente, a las pocas horas de que esta mujer metiera el último supositorio de serie, el Vaticano se apresuró a desmentirla y en hacer público la falsedad de tal churro. Para que no se entierre en la Almudena tendrán que hacer concesiones tan vergonzosas que serían ocultadas para que este crédulo, inculto e ignorante pueblo, no se entere de la misa la media, y nunca mejor dicho…

                        Pero todos sabemos, o deberíamos saber, que mientras se mantenga activo el tristemente famoso y vergonzoso Concordato, este país estará secuestrado y sometido por estas cosas al Vaticano. Es el único país europeo que mantiene este derecho de pernada para con la Católica. Cuando la dictadura de Franco que tratamos, porque éste iba bajo palio y co-gobernaba con la sagrada institución. Y cuando el advenimiento de la democracia, por puñetera indignidad. Los gobiernos de derecha porque son monaguillos de la curia y acólitos papales, y los de izquierda por pura incapacidad, desidia, ineptitud y acojonamiento…

                        Y en esas andamos. Así que un gobierno, de izquierdas además, se monte este teatrillo de cristobitas, es penoso. Y de un patetismo doloroso. Que se dejen de historias para no dormir, que asuman el siglo XXI y se liberen de la Edad Media. Y, por favor, que no nos tomen por idiotas. Yo les voy a dar aquí una solución que quizá contente a todas las partes: que lo entierren en el mismo Vaticano. Tal para cuáles. O que se estén quietecicos y lo dejen para otros con más credillas… Francamente.

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo

El próx. Viernes, 9/11, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7 EL ATEO ESPECULAR. Muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *