Saltar al contenido

EL RELATOR-MEDIADOR

Compartir


                El atolladero en el que se ha metido el tontarras de Sánchez con la “colada” del independentismo para intentar salvar sus Presupuestos, nos ha puesto de moda a los Mediadores, luego trocados por relatores. Pero lo que no sé es si para bien o para mal, aunque dice un amigo mío que cualquier publicidad es buena, el caso es que se hable de uno… Lo que pasa es que, ante la metedura de pata, no se atrevían a ponerle nombre. Que si mediador, que si colaborador, que si relator, que si observador… No tienen ni zorra idea, porque no saben de qué hablan, e ignoran los significados de cada término. Lo que sí puedo asegurarles, como Mediador que soy, es que no se trata de un Mediador, pues afirma su “portavoza” de gobierno que es “para levantar acta del diálogo entre partidos”, y eso no es un Mediador, si no, si acaso, un secretario…

            Además, aquí hay una falacia de fondo. Vale que el diálogo entre partidos catalanes y estatales es bueno, pues es entre Catalunya y España. Pero es que eso es mentira, un embuste. El diálogo solo se ha propiciado entre los polimilis de Torra y los de Sánchez, ignorando al resto de partidos catalanes que conforma su Govern y del nuestro que conforman nuestro Gobierno. Es un apaño entre Pedro Sánchez, para apuntalarse en el poder, y los nazionanistas catalanes para apuntalarse en el suyo. Nada más. O sea, ni a todos los catalanes se les propicia ese contacto, ni a todos los españoles tampoco. No sé de qué, ni de quiénes, va a levantar acta la tal figura (impuesta, además, unilateralmente, por los independentistas).

            Y es que es una trampa, dilatoria y con el deseo de internacionalizar el conflicto, que es su obsesión, aprovechando dos oportunidades que el propio gobierno de Sánchez ha propiciado inocentemente que coincidan en el tiempo: el juicio a sus políticos-delincuentes y la aprobación de los PGE. Así que los nacionalistas están chantajeando a placer al gobierno con lo segundo para evitar lo primero. Y como necesitan ganar tiempo, pues se inventan lo del mediador/relator/observador/colaborador, a ellos les da igual cómo lo llamen, es el gobierno el que no sabe cómo justificarlo con el nombre, ya que el único interés para Pedro es salvar la presidencia para su culo el mayor tiempo posible.

            La mejor prueba que tenemos a mano para demostrar que es una falsedad más, es que estaban hablando al principio de un Mediador internacional, en este país, España, donde precisamente reside uno de los mediadores internacionales de mayor prestigio en el mundo, el sueco Galtum, que ha mediado con éxito en conflictos por mandato de la Onu, y que mantiene abierta una Escuela de Mediación Internacional, de gran altura y nivel, mundialmente conocida, allí donde vive, en Alfaz del Pí…

            Así que no. Todo un puro montaje. Miren ustedes, una de las leyes indispensables de la Mediación es que debe existir la voluntariedad entre las partes en someterse a ella, que exista un sincero deseo en resolver el conflicto. Por eso, aventuro a decir que, si en verdad quieren intentar resolver el problema, no lo pueden tener más a mano. Otra de las leyes es la discreción más absoluta, cosa que aquí no puede ser más mediática. Y otra ley es la absoluta neutralidad del mediador, y en este caso, la parte que ha puesto este circo en marcha, exige que sea catalán, y aquí, la imparcialidad, norma básica del Mediador, no se cumple. No vale cualquiera. No sirven todos.

            En esta historia, a mí se me ocurren solo un par de explicaciones: una, que el gobierno de Pedro Sánchez, por ignorancia o desconocimiento, haya caído en una burda trampa urdida por los secesionistas en sus semiocultas conversaciones con la banda del govern. La otra, que está participando conscientemente de la farsa, creyendo que esa ignorancia y ese desconocimiento es precisamente lo que oscurece el entendimiento de la ciudadanía. Si es el primer supuesto, solo demuestra su mediocridad e incapacidad para gobernar, y si es el segundo supuesto, lo que demuestra es el desprecio y prepotencia que utilizan para con sus gobernados.

            Así que ni siquiera me vale lo del famoso Mediador de propaganda, como dice ese amigo mío. Como no sea para su circo… Es todo demasiado sucio, triste y opaco. Demasiada manipulación, demasiados intereses, y demasiadas mentiras…

El próx. Viernes, 15/02, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7: 7, DIOS Y HAWKINGS.- Un tema para reflexionar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *