Saltar al contenido

HÁBLESE CLARO…

Compartir


La inmigración irregular alcanzó su máximo el pasado año. Llegaron 57.250 personas sin papeles a España, justo el doble que el anterior y por encima de la crisis de los cayucos. Visto así, asusta y precocupa. Puede que sea lo que se pretende...

Porque lo que no se dice, es los que han salido por la frontera norte, vía Francia, hacia Europa. Eso siempre se calla. Como cuando se habla de lo que deja una fiesta o un partido de fútbol, pero nunca, jamás, de lo que cuesta organizala, montar el aparato de seguridad, etc...

Somos muy de ver el Haber pero de ocultar el Debe... Además con una base política de dejar entrar a los que traigan un contrato de trabajo, se palia el problema. Pero dejar explotar a los ilegales, lo agrava...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *