Saltar al contenido

…Y SIN PEDIR PERDÓN

Compartir


El Vaticano ocultó durante la friolera de 63 años, los abusos del fundador de los Legionarios de Cristo, que tanto lo hacía con niños como con sus propios seminristas. Ahora se sabe, por fin, que Roma escondió 1.943 documentos que denunciaban la conducta de Marcial Maciel...

Fué advertido en 1.999 por Juan Pablo II, pero no le hizo puñetero caso. Murió en 2.006 sin una sola palabra de arrepentimiento, y, a pesar de todo, se estaba proyectando el hacerlo santo...

Me gustaría a mí saber del extenso santoral de la Iglesia Católica, en buena parte santos inventados, que haberlos háylos, los criterios que ha seguido para altarizarlos. Porque si el modelo es este ejemplar... menudo ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *