Saltar al contenido

OJO AL DATO… DIGO, AL PATO.

Compartir


Donald Trump visitó la Gran Bretaña exactamente igual como si el rey Jorge VI hubiera visitado sus colonias americanas. Como si hoy los EE.UU. fueran los colonizadores y el Reino Unido, incluida su Reina de Sombreros, los colonizados. Y además, con toda su prepotencia, imperialismo y mala educación, con su Barby encarnada al lado, pegadita a sus millones, como su mejor complemento, aparte la corbata…

            Llegó, insultó al alcalde de Londres, menospreció al líder laborista, se metió en los asuntos internos del gobierno sin haber sido invitado a opinar, mandó a los conservadores quién tenía que suceder a Therese May, les exigió un Bréxit duro, sin acuerdo, e incluso con demanda judicial a Bruselas… Dijo que le gustaría que Boris Johnson – un burro bocazas como él – presidiera el gobierno, y que fuera Neïl Farage – otro déspota fascista también como él – quien negociase la ruptura con Europa.

            La gente de Inglaterra se divide en dos: una parte sale a protestar por la visita del energúmeno, y la otra se ríe, y hace chistes sobre el orangután con Jane y sin Tarzan, directamente: “yo gorila, tú Jane…”. Pero cuantas más bromas hagamos sobre él, más perderemos de vista lo que representa. Es una forma instintiva de sacudirnos el miedo de encima, riéndonos de él. Porque lo que representa este aparente bufón es la ultraderecha más brutal, despótica y descarnada, que es la que está detrás de su siniestra figura. Lo de Nixon, el Watergate, etc. ya no funciona con Trump, aún habiendo hecho más que sobrados méritos para ello. La primera democracia del mundo ya no puede. ¿Se han preguntado por qué?.. Niega el papel fiscalizador de la Cámara de Representantes, él y sus amigos están situando en puestos clave a jueces conservadores, garantizándose la vía judicial… Ya nada es que fue.-

            Pero este Donald, como persona, tiene menos inteligencia que un pato para hacer lo que está haciendo. Es la derecha extrema y ultraconservadora la que maneja el títere. La oligarquía financiera y fascista la que actúa tras él. Pertenecen al mismo clan cavernario que Salvini, en Italia, Orban, en Hungría, Le Pen, en Francia, y todos los oportunistas tóxicos a los que alientan en partidos neonazis como en Bélgica, Dinamarca, Austria, o el mismo Vox en España. De hecho son tentáculos del mismo oscuro club que está queriendo entronizar un régimen fascista en la primera potencia del mundo. Incluso Putin se encuentra cómodo en este escenario, pues juegan en la misma premier league autocrática. Todo es cuestión de saber manejar las cartas, y elaborar acuerdos estratégicos, llegado el momento.

            El único enemigo común, de momento, es la Unión Europea. El desgraciado Bréxit la ha debilitado, y ha puesto a Gran Bretaña al borde del abismo. Por eso la visita de Trump, dando órdenes y poniéndose delante de la reina (no sé si lo habrán advertido) en la revista a la tropa de honor, donde la pobre vieja no sabía cómo ocupar su sitio, tras el corpachón del gran mono, que le obstaculizaba constantemente su posición. Es la perfecta metáfora de un hecho que quiere ser consumado.

            Ha venido con la excusa de la celebración del 75 aniversario del Desembarco de Normandía, que cambió el curso de la guerra y del mundo, aunque España no tenga nada que agradecerle, pues limpió el fascismo de Europa, pero lo dejó bien instalado aquí. Ahora vuelve a una efemérides que ha perdido su sentido, se ha vaciado de contenido, y se han falseado sus valores… ¿Por qué?.. Sencillamente, porque al final han ganado los malos, los que aparentemente perdieron. Esta gente de hoy viene disfrazada de liberadores, pero son los nazis a los que no se derrotaron. Son los que ahora llevan las barras y estrellas en la solapa y la cruz gamada en sus almas. Esos mismos.   

El próx. Viernes, 14/06, a las 10,30 h., en radio T.Pacheco, FM 87.7 (queda colgado en YouTube): GIBRALTAR… Muy interesante...

Envíe su petición a miguel@galindofi.com facilitando su e.mail y le serán enviadas gratuitamente estas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *