Saltar al contenido

No solo toda la oposición está en contra de la "ley mordaza", también el 45% de los votantes del propio PP la rechazan, según una encuesta de Metroscopia...

Entonces, ¿porqué se ha impuesto una Ley de Seguridad Ciudadana que nadie quiere?.. Pues, muy sencillo, porque es una forma de maniatar el descontento de la gente. Ahora, por ejemplo, protestar por tirar a la calle a una familia será un delito. No así el hecho de tirarla.

La mejor manera de que se respete en una manifestación es prohibir la propia manifestación... Señor guardia, con su permiso, ¿puedo protestar?.. muchas gracias, muy amable... y perdone por las molestias.

 ...Tía Enriqueta. Yo no sé si mis temores son infundados o no, la verdad. Pero lo cierto es que, cuando este gobierno quiere montarnos el cinexín para demostrar que la economía española va viento en popa a toda vela, como el velero bergantín de Espronceda, siempre saca a relucir el último puente festivo, los millones de desplazamientos por carretera, el número de extranjeros que nos han llegado porque han venido, la ocupación hotelera... y no mucho más. Todo parece girar alrededor de un cuento de hadas, donde la ídem madrina vá de lagarterana de porcelana. Sector de hostelería, ruega pro nóbis Santamaría... y punto. La foto-fija es tan simple como, a veces, simplista: terrazas llenas, versus todo vá de pútermother. Y ocasiones no faltan, puesto que somos el país construído, o deconstruído, o reconstruído, sobre soles, veranos, botellones, fiestas y puentes. Cada vez que viene una de ellas, se sacan los mismos tópicos y los mismos clisés a dar un garbeo, las más o menos maquilladas cifras a que les dé el aire, y hasta la próxima... que será el mes que viene. Por supuesto, también el empleo se balancea sobre la misma ola y los mismos parámetros.

En este mismo periódico, por ejemplo, hace poco, y con motivo de uno de los últimos artificiosos castillos de traca y matraca, hacía glosa de las siempre laureadas ventajas económicas de estos subidones. Ocho eran las empresas pulsadas, las ocho del mismo sector, las ocho de idéntico tipo de negocio, las ocho de idéntica naturaleza, los ocho bares, naturalmente tío Vicente... Y todos y cada uno de ellos entonaba la misma cantinela de media medida: Ha venido más gente que el año pasao... Pero hemos tenío la misma caja... Porque como hay más competencia... Pues toma ocurrencia, señá Prudencia.

Y no me sirve que me digan que sí, bueno, vale, es que claro, el caso es que se gasta y eso, y que las perras corran... Sí, y que ladren, y muerdan, y tal y tal. Pero eso me vale pero no me sirve. Es un sector muy, pero que muy, respetable, que conste, y que nace de las tripas más hondas de la genética hispana. En la posguerra se carecía de todo... menos de bares. No había tiendas, y las pocas que habían estaban vacías, pero había un bar en cada calle de cada barrio de cada pueblo. Un bar abierto las 24 horas del día todos los días de la semana, todas las semanas del mes y todos los meses del año. Un bar era como los de la guardia civil y los del Ocaso. Servían (y tampoco era poco) para refugiar, gestionar y rumiar la miseria de los parroquianos, pero era parte de la vida y, por lo mismo, ayudaban a vivir al tiempo que se ayudaban a sí mismos a sobrevivir.

Pero no me vale, porque igual hace treinta o cuarenta años, incluso en este mismo roal en el que sigo viviendo, había una realidad industrial: fábricas, talleres industriales, industrias de transformación, manufactureras, de maquinaria, textiles, cerámicas, deportivas, de áridos... y un laaargo etc. que hoy es absolutamente inexistente. Ya no queda nada de todo aquello. Lo que se dice nada. Y podría citarlas una a una, por su nombre, cómo existieron, y cuándo y dónde fueron desapareciendo. Irremisiblemente. Eso es un hecho constatable, palpable y medible. Pero eso sí, las cafeterías, pubs y terrazas se han multiplicado como las setas. Es un fenómeno indiscutible. Como indiscutible también es que los cientos de obreros que trabajaban de fijo en ese tejido industrial perdido, ni siquiera la cuarta parte se cobijan de eventuales malpagados como camareros en el "nuevo tejido desarrollístico". Está claro que algo ha pasado, algo ha cambiado, y no para bien precisamente, o, al menos, no para mejorar lo que ya había. Y es que hemos disfrazado el desempleo de subempleo y lo llamamos empleo. Pero no lo es.

Sin embargo, la triste realidad es que este cambio nos lo hemos vendido a nosotros mismos y se lo hemos vendido a Europa como nuestra indiosincracia. Y Europa ha dicho que bueno, vale, de acuerdo, posloquequeráis... y nos ha designado como país de servicios turísticos. Tenemos sol, buen clima, buena comida y buenos profesionales. Los mejores masterchefs del universo... Fiat. Hágase pues según vuestra palabra. Y la palabra se hizo carne y pastel de carne, y dieta mediterránea... y habitó entre nosotros... Posamén.

Conste, sin embargo, que no estoy criticando un sector. Critico nuestra dependencia de un solo sector. No es lo mismo. Estamos arriesgando mucho, demasiado, al cargarnos la diversificación económica que teníamos para apostarlo todo a una sola y única opción. Ya no sabemos producir, solo sabemos servir. Si funciona el turismo, todo resuelto, y si no funciona, todo revuelto... Por eso en temporada baja en divisas solo se divisa el turismo interior, el yo me lo guiso y yo me lo como, el cambiarse de bolsillo los perrolos... que mientras rulan no chamban...

El Rey

Cuando Felipe VI estuvo en Francia, homenajeó en París a "La Novena", la columna de republicanos españoles que participó en la liberación de la ciudad, y entró la primera desfilando. Poco después, estuvo en Méjico, y allí elogió el capital intelectual que aportaron los exiliados republicanos españoles al acervo cultural del país.

Me gusta. Nos ha salido un rey con apegos republicanos. Si la sartén diera la vuelta a la tortilla, está haciendo méritos más que suficientes como para ser un buen primer ministro de la república española.

Claro que para su consorte sería un palo. Con lo que le ha costado a ella ser testa coronada... Un rey republicano, y una "republicana" reina... ¡Qué cosas!..

EL ESPAÑOL

Hace poco se reunieron 38 instituciones de ámbito cultural, empresarial y político de España y Latinoamérica, y bajo la iniciativa de la Fundación Independiente, rindieron homenaje al idioma español, que, tras su primer milenio de vida, es la lengua nativa de 500 millones de hispanohablantes, el segundo del mundo tras el chino. Es también el segundo del mundo en negocios, tras el inglés. Así como la tercera lengua del mundo en internet, usada por el 9% de las personas de todo el orbe. Y es el primero del mundo en ser estudiado - por 22 millones de personas - en sus respectivos países de origen.

¿Y aquí, en España... qué?.. Pues aquí, ni enterarnos de tal homenaje. Ni nada que no sea el balón de oro, o el mamón de oro, o la carmele del tocamele... ¿Para qué..?, ¿de qué nos sirve?.. Todo lo que no sea la ruta del tapeo o la fiesta del botellón, ¿porqué nos vá a interesar?.. Si ya ni lo escribimos en los sms y whatshaps, tan solo lo escupimos, lo eructamos, lo regurgitamos (l´mdre ke nskgó a tós) y solo utilizamos el inglés macarrónico y/o de ilustrada gilipollez para nombrar todo cuanto tiene nombre español...

Porque aquí, así el chorlito así el señorito. En consecuencia a la burrez congénita del pueblo, así la cultura del político. La Rae advirtió de la fragilidad de la principal lengua del mundo por la falta de recursos en cuidarla, potenciarla y enriquecerla. Como vergonzoso ejemplo, se tiene paralizado el Diccionario Histórico del Español, una obra fundamental para saber el orígen, historia y evolución de las palabras, obra imprescindible para el conocimiento del idioma, por no poder disponer de los miserables e imprescindibles medios para ello.

Y no hablemos sobre esta cuestión en lo de vascos y catalanes. Si pudieran borrar de la faz de la tierra el español por la ruindad de sus mezquinas variantes, lo harían sin dudarlo. Es su propia bajeza moral... y cultural, claro. De momento tan solo se conforman con desterrarlo de sus lindes de corral, e imponer su solo y único dialecto tribal, aunque luego tengan que aprender el español, al igual que estudian el inglés, para hacer negocios, prosperar, y sacar su miserable nariz del polvo de su dehesa.

Es que, cuando estamos tratando de uno de los principales idiomas del mundo, quizá del más principal de todos, el chamarilear con mindundis idiomáticos de "lenguas vehiculares" resulta hasta grotesco. Y penoso, muy penoso. E insultante. Que chamullen en sus planes educativos miopes y barriobajunos lo que quieran, y luego que coman lo que puedan, que decía un viejo paisano mío del giligüiri... 

Pongamos esos esfuerzos en lo que realmente merece la pena, en lo único importante, el español, un idioma universal, joda a quien joda. Que los peores enemigos del español, a la postre, no son ellos, aunque deseen serlo. Y no lo son, porque son cuatro gatos mal maullados. Los enemigos reales y efectivos del español somos el resto, todos, los españoles.... Y encima, a pesar de nosotros, sobrevive.

www.elescribidor.net MIGUEL GALINDO SANCHEZ www.escriburgo.com

 

El judío Leví estaba agonizando. Sorprendentemente, en vez de llamar a un rabino en su última hora, mandó llamar a un cura. Pidió convertirse al cristianismo, se confesó y comulgó… Sus hijos, extrañados, le preguntaron el motivo, pues sabían lo que su padre detestaba a los católicos…

 “Sí, los odio tanto –les contestó- que prefiero que muera uno de ellos a uno de los nuestros”…

Es lo que hoy parece que les pasa a los que en su día formaron el bipartidismo. Que hoy se detestan mucho más que ayer y menos que mañana… Tanto, que no pueden morir el uno sin el otro.

APUNTARSE A...En algunos pueblos, algunos ciudadanos andan algo inquietos. No parecen estar muy conformes con el cariz que están tomando las postmunicipales. Intuyen ciertas posturas que no encajan, ciertas declaraciones contradictorias, ciertos "arreglos" que no terminan de gustar, movimientos raros, cosas extrañas... Temen que las componendas sustituyan al consenso, y que los viejos intereses resurjan y condicionen ciertos pactos. Hay quienes están con la mosca en la oreja, y puede, es posible, que no les falte parte de razón...

...Porque a mí también me parece ver fantasmas donde quizá solo haya fantasmones. Determinados comentarios, algunas mentiras en las que ni se toman la molestia de ponerse de acuerdo, ciertos intereses comunes empresariales, ciertas manos que siempre estan en la misma masa... No sé, no sé... hasta la siempreviva teoría de la conspiración contra el siempre incómodo enemigo común (en algunos casos y en ciertos pueblos), parece resucitar y tomar fuerza, pues encaja a la perfección en un puzzle que apenas si comienza a tomar forma.

Pero puede que todo sean temores infundados. Como también puede ser que no lo sean, claro... Hay que dejar que el nuevo engranaje empiece a rodar para comenzar a sacar conclusiones. Lo precipitado siempre ha sido mal consejero. Tanto como lo avisado por esperado ha sido bueno. Así que hay que ponerse ojo avizor y estar muy encima de cuanto pase y ocurra en la casa de todos...

...Pues esa misma, y no otra, es la clave de bóveda, como diría Dan Brown. Mis habituales contertulios me preguntan qué se puede hacer, y cómo se puede hacer. Y la verdad, es que es tan sencillo como laborioso, y eso lo hace fácil y difícil a la vez. Fácil, porque no se requieren grandes estrategias, ni aparataje, y difícil porque la gente tiene que organizarse, y en esto los pueblos andan sobrados de apáticos, comodones, insolidarios y ganapanes del dame ídem y dime tonto. Por esto mismo ha pasado lo que ha pasado de aquí para atrás. Pero ahora, si el pueblo ha votado que nadie puede pasar el rodillo, él, el mismo pueblo, es el que debe ejercer de vigilante y garante de su propio mandato. Lo otro, lo de siempre, lo de aquí p´atrás, sería un contrasentido.

Y debe organizarse en asambleas populares, en comités ciudadanos, donde se debata cuanto se cuece en la olla común. Y formar una coordinadora que ejerza como tal asamblearia. Y tiene que llenar hasta la bandera todos los plenos que se convoquen, y estar atentos y expectantes, y manifestar su posición y opinión en la debida forma. Y estar dispuesto a movilizarse, si necesario fuera, por supuesto que en la debida forma también...

...Y es que el pueblo no es que tenga que estar informado, es que debe informarse por sí mismo. No es que tenga que participar de la democracia, es que tiene que hacer la democracia cada día. Es su obligación y su responsabilidad. La dejación y el abandono de sus funciones solo pueden traer una nueva forma de ser esquilmado de sus derechos y en sus intereses. Osea, más de lo mismo...

Y poderse se puede sin tener que recurrir a ningún podemos. Hay formas y fórmulas, y maneras plausibles, ya lo creo que las hay. Muchas. Tan solo tenemos que ponerlas en práctica... ¿Se apunta alguien?.. ¿sí..?, ¿quién se apunta?.. Toc, toc, ¿hay alguien ahí..?

Yo no sé a ustedes, pero a mí, que hoy el alcalde de un pueblo se ponga 4.000 euros de sueldo, o 3.000 un concejal, me parece una barbaridad. Con la mitad ya los veo justamente pagados. Es más del "digno sueldo" que tienen la inmesa mayoría...

La contención salarial tendría que ser también para los políticos, y no solo para los obreros. Deberían dar ejemplo. Es como los asesores. Por lo que le pagan a uno yo les facilito media docena. Seguro, ¿eh?..

Pero, claro, es tan solo mi opinión. Un político debería ser compensado, no pagado. Por eso, hacer oficio de la política solo trae culos silloneros que se sirven más que sirven, y que no se despegan ni con salfumán.

AÚN NO ME LO CREOPedroantonio largó discurso de investidura precisamente el día de su santo. Y, como San Pedro, negó a su maestro (Ramonluís), no tres veces, si no treinta veces tres, pues la política que promete desarrollar es la antítesis de la de su mentor. Cambio, transparencia, regeneración, acuerdo, diálogo, una política social que ni Vicente Ferrer... enfín, parecía talmente un político de cualquier otro partido que no fuese el PP, dado el talante y talento desplegados. Y no por nada, si no porque esta vuelta y revuelta ha sido sobrevenida por las consecuencias que ha provocado su propio partido, no sé si me explico...

...Naturalmente, cuesta trabajo creer que tal doctrina venga de la misma persona puesta por el dedo valcarciano para hacer todo lo contrario. Cuesta creer que tales declaraciones salgan del mismo personaje colocado para ladear al "reformista" Garre, y al que ahora deja en pañales con sus ideas renovadoras, de honradez y de limpieza. Cuesta creer del mismo político que ha confirmado a más de un dudoso alcaldable a ciertas alcaldías...

...Así que yo me cuestiono como aquel viejo de aquel viejo anuncio televisivo al que anunciaban algo en su viejo pueblo, y contestaba con una pregunta: "...¿y Franco que opina de esto?".. Pues lo mismo me pregunto yo, ¿y Valcárcel qué opina de esto?.. Porque aquí hay algo de matute de uno para otro, del otro para el uno, o de ambos dos para todos. Veamos. O esto es un montaje, o al europas le ha salido la marrana mal capá, como le pasó al Caudillo con el Príncipe Juanca, que le juró tós los Principios Fundamentales y luego le hizo la cama...

Y eso mismo es lo que me gustaría creer. Que el generalísimo Ramonluís creyera que lo dejaba tó atao y bien atao, como el espada invicta aquel, y que luego el jodío zagal hiciera de su capa un sayo... Me gustaría, sí, pero... me queda un cabo suelto y un regusto a ricino, y es Garre. A ver, si soy, pienso y siento como he dicho, cómo consiento que se sacrifique, para entronizarme yo, a un fiel y leal como Alberto?.. Porque sus honestas políticas por las que fué arrinconado eran un pálido reflejo de aquesta prédica mía de hoy...

Veremos... veremos si este Pedro es como asegura en su sermón de su montaña, o es que no tiene más "ciudadano remedio" que parecerlo. Porque el mérito reside en estar convencido, no en ser obligado. Y aquí nos vamos a quedar con las dudas, me temo... Dos posturas tan contradictorias en tan poco espacio de tiempo hacen surgir necesarias dudas y recelos, y es hasta cierto punto lógico que los santomases como yo esperemos a introducir los puñeteros dedos en las puñeteras llagas. Por si las moscas, claro...

No deseo más que tragarme mis recelos, pero, de momento, mantengo mis fundadas sospechas, please. Hay ediles confirmados por él mismo que no encajan en sus impólutas y perfectas declaraciones de intenciones, ni poniéndose de perfil. Y las políticas que ha prometido (o le han hecho prometer), o se llevan hasta el último ayuntamiento bajo su mando o serán más falsas que las risas de las hienas. La cosa empieza por abrir puertas, ventanas, troneras y gateras, amnistiar a quienes se había condenado, romper las listas negras que se habían confeccionado, y colorín colorado que este cuento apenas si ha empezado... Y yo, desde luego, no veo al lobo haciendo de Caperucita. Y cuando lo vea, siempre le buscaré el rabo... Es natural, don talycual...

PedroAntonio "espera recuperar la confianza de los murcianos". Asímismo lo esperamos tambien los murcianos. Lo que pasa es que mi tocayo el otro Sánchez avisa: "vigilaremos para que no se produzcan abusos", así que lo de la confianza tendrá que ser compartida.

 Por eso mismo, si va bien la gobernanza, será de dos la confianza, pero nunca sabremos si lo hará bien por convencido o por obligado. Es lo que pasa en estos casosy con estas cosas de a dos.

Así que mi felicitación a ambos y mi advertencia: Por favor, no abuséis de nuestra paciencia. A la gente le queda apenas un último empujón para saber a quiénes pedir explicaciones y cómo hacerlo...

AMOR=CANDADO

No hace mucho ví la foto en la prensa de unos operarios afanados en aliviar el puente de las Artes, en París, de 45 toneladas de candados del amor aferrados a sus fierros, y que amenazaban con hundir el puente, incluso con el riesgo de haber matado alguna de las parejas que suelen refugiarse bajo el mismo para sellar in corpus lo que momentos antes, posiblemente, habían encadenado in ferro. Digo yo, claro... Es que el amor puede aplastar, llegado el caso, y 45 toneladas de tontería es mucha tontería...

La moda creo que nació con una novela, "Tengo ganas de tí", de Federico Moccia, en la que los protagonistas de la misma prendían la jodía ocurrencia del puente Milvio, como señal de amor y fidelidad a tí, que es lo que se dice y repite a la hora del auténtico encadene. Como ya es conocido el mimetismo de los jóvenes (yo diría de la gente, pero es de jóven cuando la enfermedad toma copero), pues comenzaron a imitar el gesto, y luego a imitar a los imitadores, y a imitar la moda de los que se imitan unos a otros, que es lo que siempre pasa en estos casos de infestación general, y tanto el Milvio, como el de las Arts, como en todos los puentes del mundo, empezaron a nacerles excrecencias que amenazan con derrumbarlos.

Alguien dijo que la incultura se curaba viajando, no sé bien si fué Baroja o quién, pero eso quizá fuera entonces. Hoy la incultura se propaga viajando. A la vista está. Salvo a las ferreterías y a los fabricantes de candados, no sé a quiénes puede beneficiar esta gilipollez supina. Pero, de momento, está incrementando el gasto de mantenimiento público de las ciudados con rio. Antes se manifestaba el romanticismo regalando rosas, con una tierna flor, pero hoy se hace con un cándido candado. Cuanto mejor sea la marca del candado, supongo, mayor el amor profesado - pongo el ripio a disposición del respetable - porque no existe el mal de amores con los candados encantadores... joer, me ha salido otro...

Bueno... bromas aparte, no me digan que no es una interesante alegoría moderna, digna de estudio, el relacionar el amor con el candado. Piénsenlo bien. El candado es símbolo de atadura, encadenamiento, posesión, fijación a... Todo lo contrario a aquel amor libre de los sesenta. Aparte los extremos,no sé qué es lo peor, si la libertad o la esclavitud. Porque no nos engañemos, a veces los símbolos son consecuencia de los hechos, y no al revés. Y hoy los jóvenes son, con diferencia, más posesivos, dominantes y autoritarios con sus parejas, que antes.

Así que lo del te amarro porque te adoro y como prueba de ello hete aquí un buen candado con el que simbólicamente te ato, tiene su porqué subliminal, sus motivos subconscientes. Cuando una moda agarra como la pólvora es porque existe algún substrato que alimenta su propagación. Nadie sabe porqué unas cosas prenden y otras no, pero ocurre. Mi teoría es la que he expuesto, y conste que me gustaría equivocarme. Pero, de momento, la violencia machista y el candadismo son directamente proporcionales y aparecen en el mismo tiempo. Aparte de que yo no cruzo un puente cargado de candados ni harto de vino. No quiero morir aplastado por el enorme peso de tan enorme tontería.