Saltar al contenido


Dicen los científicos que ellos tienen muy claro lo del cambio climático (aparte la degradación por contaminación) en el Mediterráneo. Que existen signos clarísimos, como el cambio estacional de lluvias, la intensificación de las gotas frías, el incremento de las noches tropicales en el estío, o el calentamiento del agua del mar, que hacen seguro e irreversible su diagnosis sobre los efectos ya establecidos de subida de los niveles, inundación de playas y zonas bajas, pérdida de las costas, etc…

En cuanto a nuestro Mar Menor, la cosa nos llega con la sordina puesta, pues son múltiples y poderosos los intereses en ver solo lo que se quiere ver y en no mirar lo que no se quiere mirar, aunque se debería. Digamos que hay confluencia de intereses, empresariales y políticos, que se amigan o se enemigan según cuándo, cómo y dónde apriete el bolsillo de los unos y el zapato mamandurrial de los otros. Este verano reciente, por ejemplo, existe consenso general de que el pequeño mar ha estado mejor, mucho mejor dicen, que el pasado. Agua clara, transparente y guay del paraguay. Como si no pasara nada. Todo controlado… a pesar de que las redes antimedusas han bajado a las zonas de baño del personal como nunca, y que los levantes han respetado la removida de fondos para que no subiera la turbidez a la superficie.

 Esto no me lo estoy inventando yo, pues me lo dicen visitantes que no han vivido los brindis al sol que luego leen en la prensa, y no tienen empacho en contármelo. “Que no te engañen… el sopicaldo caliente y oscuro en la playa de… lo he visto yo cada fin de semana”, me sueltan. “No es verdad lo que se dice y se escribe en los periódicos”. Y yo ya no sé quién dice verdad y quién dice mentira, pero ahí está… Luego, tengo un amigo próximo a ciertas áreas edafológicas, que me suelta a la oreja que los científicos más o menos contratados por la administración regional para hacer frente al desastre primordial están que trinan, y muy disgustados, pues sus contratantes creen que el contrato les da derecho a manipular los resultados y a ponerles mordaza, y se muestran contrariados por no poder salir al paso a los cantos de sirena, falsedades e inexactitudes que se pretenden difundir…

Bueno, pues nada, ahí queda eso y que no nos la den con queso, que diría El Repuntín… Pues bien, vale, pos d´acuerdo… pero esto cuela por muchas razones, ya digo. Porque a los políticos les interesa más la cohetería que la confesión y arrepentimiento. Mucho menos la penitencia. Cuestión de alto voltaje. Porque  los empresarios del ramo se están jugando las habichuelas, y no se hable más. Porque los propietarios privados defienden el valor de su propiedad, como es natural… Y hablando mal del burro no lo vamos a vender, acho, tío…

Cosa que no ocurre así, incomprensiblemente, por ejemplo, en los pueblos de interior y bancal, donde sus gentes no los pueden vender peor de lo que ya lo venden (versus tema inmigración), donde el amo del burro paece más burro que el propio burro, y le echamos más mierda a la finca de la que ya tiene.

Pero lo cierto, es que ni la cosa es tan cojonudamente ferpecta como nos lo cuentan, por un lado, ni tampoco es tan agonías como nos lo representan por otro. Es solo cuestión de no ser lo suficientemente tonto como para dejarse engañar. Nada más.

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


El gobierno del Psoe, al que le encanta poner nombres epatantes a sus paridas, para investigar la cosa de la Memoria Histórica, ha creado la Comisión de la Verdad. Nada menos. Pero, ¿qué verdad?.. ¿la suya?.. ¿la de la oposición?, ¿la de sus aliados de fortuna?..

Ningún político está legitimado para la verdad, porque todos son embusteros. Y porque todos la apañan con arreglo a sus mezquinos intereses. Ninguno quiere saber la verdad auténtica. Mentira…

Si quieren constituir una Comisión de la Verdad sin trampas ni trileros, que lo hagan con historiadores serios de reconocido prestigio y ecuanimidad, que haberlos háylos… Pero no con políticos y chamarileros.


El Psoe está gobernando en el filo de la navaja, y a Pedro Sánchez solo le queda el recurso del Decreto. Si su ambición de alcanzar el poder no le dejó ver cómo le llegaría a sus manos, ahora lo está sufriendo, sí, pero lo estamos pagando todos los españoles…

Si el problem catalán vuelve a encerrilizarse, y Torras y su amo Puigdemont vuelven a forzar la situación, es porque conoce en débito del gobierno para con ellos en su apoyo a la moción de censura, y saben de su debilidad extrema. Ahora o nunca…

Debería haberlo sabido. No vale cualquier precio. Salvo, claro, que a él, en el fondo, le dé igual…

A VER... UN POCO MÁS.

Hay quien me pide que escriba algo más sobre la historia de nuestra religión, y me hablan, en concreto, de los Evangelios. De hecho ya se han juntado unos cuantos con esta petición… Y hay quién me amenaza de borrarse como lector y seguidor si sigo tocando tales temas, y colocarme en el Índex de autores malditos. El problema aquí es que yo no suelo escribir de Religión, si no de Historia. La religión se escribe desde el dogma, y la historia, incluida la religión como tal, desde la propia historia. Lo que pasa es que el fundamentalismo religioso rechaza esa misma historia, salvo, claro, aquella que, sacada de contexto, parece convenirle. Y esa, a mí no me vale. A mí solo me sirve íntegra, con toda la perspectiva que pueda alcanzar, desde cualquier ángulo que se pueda ver y examinar…

Claro, me hablan de los Evangelios, y hay que recordar que tales Evangelios, excepto el de Mateo, que está tomado del hebreo o arameo original, fueron todos escritos en griego más de un siglo después de Cristo y bajo la batuta de San Pablo. Un San Pablo, que ni conoció a Jesús ni cristo que lo fundó, ni tuvo la experiencia ni convivió con los apóstoles, ni se cayó de caballo alguno que no fuera una bien urdida metáfora. Luego, esos textos volvieron a traducirse al latín, tras los “retoques” y/o manipulaciones efectuados en los escritos por el Concilio de Jerusalén, así como “adaptados” al catolicismo político de Constantino, en el de Nicea. La primera traducción del griego se conoce como la Septuaquinta. Un ejemplo: en los Evangelios Canónigos se lee que “He aquí que una virgen concebirá en su seno y dará a luz un hijo”, porque había que encasquetarlo a la profecía de Isaías 7.14 literalmente, pero en el original arameo, o hebreo antiguo, habla de una joven que concebirá y dará a luz un hijo. Dieron el cambiazo a almah (joven) por parthenesis (virgen).

Por eso que los primeros cristianos, como los ebionitas, solo admitían el de Mateo y rechazaban todos los demás. Pero ya sabemos cómo los nuevos cristianos persiguieron y aniquilaron a los antiguos cristianos. De hecho, en el citado Concilio de Jerusalén (50 d.c.) Pablo se enfrenta a los Apóstoles, presididos por Santiago – hermano carnal de Jesús – de donde tuvo que salir por piernas salvando el pellejo por ser ciudadata romano, siendo tratado de traidor desde entonces por la Iglesia de Jerusalén, la auténtica heredera de las enseñanzas de Cristo. Así que Pablo elaboró una nueva para “vendérsela” a los gentiles, y fue, en definitiva, la que prevaleció sobre el original. Pablo no obtuvo más apoyo que de sí mismo, así que se autoproclamó apóstol camino de Damasco cayéndosele la tal idea del caballo.

Así que en el año 54, Pablo se independizó del cristianismo original en su Carta a los Gálatas, 2.10 y en Romanos 15 y 25.27 donde reniega de Santiago y Cía, llamándolos judaizantes y pobres. A Santiago siguió Simeón (según el historiador judeoromano contemporáneo Flavio Josefo), pero si echamos un vistazo a la lista de Papas, tras Pedro, al que Pablo no tuvo más remedio que reconocer como auténtico por su conexión con Jesús, el resto son ya discípulos paulinos. Hasta tal punto se fue borrando y suplantando la historia de una iglesia por otra. La auténtica, la original, la única, desde la óptica paulina triunfante, se la condenó a pasar por una secta de la segunda, asumiendo precisamente el insulto recibido de Pablo: los pobres (hebyoním en arameo), o sea, los ebionitas, a los que yo citaba al principio… Todo eso explica que los primeros textos del Nuevo Testamento que se escribieron fueron, naturalmente, las Cartas de San Pablo (años 50/54) y luego, a continuación, recogiendo sus ideas e indicaciones, el resto de los Evangelios: Marcos (años 70), el reescrito de Mateo, (años 80), Lucas (años 90), Juan (100 años después)…

Esto, por supuesto, es una historia muy, muy, muy extractada de la Historia. Y solo tiene que ser analizada desde el terreno de esa misma Historia. O sea, es la propia Historia. Porque, claro, si lo hacemos desde el terreno de la fé inducida, entonces podemos salir malparados. Los que así lo hagan, porque se basan en los dogmas impuestos y no en los hechos reales, y hasta yo mismo por meterme en camisas de once varas. Son charcos de los que uno sale embarrado… Pero la Historia es algo demostrable y la fe es intangible. Y eso crea conflictos, porque la razón se basa en los conocimientos y la fe puede llegar a negar esos mismos conocimientos si la contradicen, y ser depositada en una creencia que puede ser falsa. Lógicamente, si la fe se alimenta del dogma, y el dogma dice que la verdad es mentira, entonces es una fe dogmática, y de ahí afloran los fanatismos.

Y todo esto, que no es más que una consecuencia razonada desde el conocimiento, y nada más, se puede utilizar contra mi persona de mala manera y peor forma. Sin embargo, lo asumo y me arriesgo a ello. Todo sea por abrir el panorama, por dar mayor perspectiva, por tratar de ensanchar estrechos horizontes. Por cierto, una fe estrecha de miras es mezquina y ruin, al igual que una fe amplia es espléndida y generosa… y enriquecedora. La fe está en el qué, no en el cómo. La fe real no se escapa cuando se abren puertas y ventanas, ni grita, ni se espanta, ni niega nada. Todo lo contrario, cuando entra la luz y el aire, puede ver mejor, y hasta llegar a comprender lo que nunca entendió…

MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ / El Mirador / www.escriburgo.com / viernes 10,30 h. http://www.radiotorrepacheco.es/radioonline.php

Publicado por MIGUEL GALINDO SANCHEZ en 2:05


Tras los restos festivos del postverano empieza un curso movidito. Y no me refiero al escolar, no, que aquí da lo mismo que nos cambien el nombre en los libros de texto por Korea. Nos da igual. No… me estoy refiriendo al inicio del curso político, donde los ídem, tras todo el verano tirándose chinitas, lanzando globos sonda, amenazando, chantajeando o soltando las consabidas por increíbles idioteces, ahora hay que enfrentarlas. Ya no es decirlas, ya toca cumplirlas. Y eso es harina de otro costal, tío Blas…

Sánchez propone un Referéndum en Catalunya para impulsar un nuevo Estastut. Esto ya llega tarde, pues es lo que se les negó en su día, cuando los indepes eran cuatro gatos, y lo que nos ha traído hasta aquí, multiplicándolos exponencialmente a su cabreo. Volver atrás, empezar de nuevo, el aquí no ha pasado nada, ya no sirve. Eso hubiese valido en su momento, pero se les dijo entonces que nonis y hoy ya no cuela. Prueba de ello es que la Generalitat ha respondido a Perico, Periquillo, Periquín que se meta el Estatut por el canut, que ellos el referéndum lo quieren para la independensi de l´estat… estás?. El buscar soluciones nuevas en errores viejos no sirve para nada. Solo para que se tomen cumplida venganza contra un fantasma. Fantasmas contra fantasmas. Eso demuestra que el ejecutivo socialista no tiene nada que aportar a la solución del problema catalán. Absolutamente nada.

Y mientras el deterioro de la cuestión catalana sigue adelante y vuelven a pedir a gritos otro 155 (esta vez real y definitivo, no en artículo de patética broma como el anterior) que les pare los pies. Y tan buen rédito les dio a los separatistas por lo mal ejecutado, que ellos mismos están deseando repetirlo. Por otro lado, Podemos exige a Sánchez que imponga… ¡¡hay, qué meneo, hay, qué mareo..!!, un impuesto a la Banca. Ya lo pensó en voz alta y le contestó el amo Basantanda que ni en sueños, y que se dejen de gilipolleces que no tienen las suficientes entrepiernas para hacerlo… ¿Acaso no saben ambos dos que la banca es dueña y señora del bancal?, o si lo sabe, entonces, ¿se limita a soltar su canto de sirena y a seguir nadando?.. es una forma de engañar al votante. Porque PeriSancho es una marioneta sostenida por los hilos de la Banca, igual que los propios podemitas.. ¿Vá a poner Pablo impuestos a la misma Caja de Ingenieros que le ha prestaregalado los millones para comprarse su lujosa dacha en el distrito más lujoso de Madrid, como debe ser según su condición e ideología?... P´a su tía…

Son solo brindis al sol para venderse a sus incautos más fanáticos. Es como la subida de impuestos a las rentas más altas. Para los del puño e internacional – arriba los pobres del mundo, y eso – los ricos son los que ganan más de 5.000 mensuales, y de ahí para abajo son pobretes merenguetes, mientras para sus amiguetes del puño y la rosa (ambos son del puño-puñales) el rico es el que se sopla más de 12.000 al mes, y de ahí p´abajo, escarabajo… Me río yo de la gente de izquierdas. Así, cualquiera. No obstante, el tío Paco el de la rebaja, ya ha soplado que puede ser que, a lo mejor, es posible, con una regulación de los precios del alquiler bastaría para echarse una mano mutuamente en lo de aprobar las cuentas del 2.019…

Entre tanto, Rivera propone suprimir el Impuesto de Sucesiones en toda España. Buen golpe de efecto, sí señor. Pero Ciudadanos debería saber que de poco sirve lo uno si luego la Agencia Tributaria te pega el estacazo en la Renta como si hubieras vendido lo que, en realidad, has regalado. Cuando ofrezcan el caramelo que lo ofrezcan completo, no solo el papel de colorines que lo envuelve. El latrocinio se reduce, puede que sí, que bueno, que menos reparto para los de Alí Babá… pero no se suprime. Eso es mentira. Incluso se mantiene la farsa y robo de cobrar por un ingreso inexistente… Un zagal espabilado como él debería de saberlo. Vamos, digo yo…

…Y todo esto, entre otras cosas supercalifragilísticoexpialidosas.

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


Felicidades a las promotoras del proyecto “La Botica del Libro” en los barrios de Cartagena, en el que se mueven espacios de integración a través de la lecura, y que ha obtenido merecidamente el Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2.018. Mi más rendida enhorabuena…

Si lo comparamos con los costos de mantenimiento de las Bibliotecas Municipales se demuestra, una vez más, que los medios empleados en el selfie político quedan en ridículo ante estas iniciativas…

Yo mismo intenté algo parecido en mi pueblo hace años, y el proyecto lo trató la administración local con u habitual desprecio y zancadilleo… Y eso que era a petición suya… Enfín, como es norma con respecto a toda cultura que no sea fiesta y tradición


El negocio de las androides es un éxito en China y Japón. Se venden miles y miles de ellas, y no solo para practicar sexo, sino también para para practicar compañía… Es tremendo el problema de la soledad en dos de los países más poblados del mundo. Patético e irónico. Estas muñecas-robot, auténticas replicantes, cuestan desde los 1.000 hasta los 20.000 euros, y son de una perfección según precio. Incluso se pueden fabricar al gusto, como hacerse un huevo, por riguroso encargo, tipo, talla, peso, pelo, o incluso con el rostro de alguien (aquí, los manufactureros aconsejan dar tan solo un aire, un parecido, una semejanza, para evitar posibles querellas). Deontológicos que son ellos…

Los últimos modelos vienen con un elemental sistema de inteligencia artificial incorporado que permite responder con voz a ciertos estímulos, a una básica conversación, e incluso simular orgasmos. En Hong Kong se celebra una Feria de Adultos – así mismo se llama – donde hacen furor y a donde acuden de toda Asía y parte de… a mercarse una muñeca-te-doy-y-no-esposa a fin de complacer y no complicar la vida. Y no me tomen a mal el comentario, por favor, que esto bien puede ir en ambos sentidos. Tan es así, que hay japos que se han dejado a sus santas gheisas de toda la vida para irse a vivir con la de plastilina. Muchas de sus mujeresposas dicen que están incluso encantadas de la vida. Todo, rigurosamente cierto. El mercado oriental de edad provecta y solitaria, alega que solo buscan un hueco que llenar (no piensen mal, por favor), unos ojos que parezca que miran, que ven, unas palabras grabadas de cariño, un algo en el sofá que nos espere…

Pero no vayan a pensar mis avisados lectores que ese merkandising se queda para los amarillos solos. Ya se están abriendo mercado en todo el mundo. En nuestro país existe un comercio en Barcelona que las vende, y donde, si no puedes permitirte comprarlas, te las alquilan por horas. Incluso cerca del Camp Nou, así lo leo, existe el primer burdel de muñecas sexuales del continente. Allí le enseñan un catálogo de ciborg-chicas, la cual más sofisticada, complaciente y callada, y a cien pavos la hora de compañía… Aviso que también disponen de un par de muñecos bien datados y mejor dotados. Para damas y arco iris. Que ningún nadie pase hambre de nada.

Los empresarios pioneros aseguran que, con el avance de la tecnología en este campo, y las necesidades del ser humano en esta sociedad, la generalización de estos androides en el mundo entero debe darse por asumida. Solo es cuestión de tiempo, y no mucho. Y se basan en que hay una tribu cada día más extensa que precisa de ellas y/o de ellos: los sadomasocas, los que han perdido el atractivo pero no el deseo, los tímidos, los que tienen algún problema que los avergüence, incluso como prácticas en disfunciones sexuales, o catarsis y profilaxis médica en tratamientos específicos de pacientes concretos, por motivos terapéuticos específicos… y un laaargo etcétera.

Yo aconsejo que la sociedad en general vaya pensando en esto. En tanto en cuanto las recete el seguro, como cualquier otra máquina o artilugio, que todo llegará, el Inserso podría organizar viajes de señores y señoras en emeritaje de compañeraje o companaje, a hoteles concertados con muñecámen incluído. Ya saben, habitación de una o dos camas con muñecóide del mismo polo o para distinto palo. No se lo tomen a broma, que la cosa de la enmienda es una jodienda…

Otro por ejemplo es que los confesores de la católica tendrán que ir actualizando caducos conceptos. ¿Es igual engañar al cónyuge con un/una mádelman que con alguien de carne, hueso y alma en su almario?.. ¿No será, si acaso, solo medio pecado?.. ¿La justicia lo mantendrá como el adulterio, según haya o no abandono de hogar?.. ¿Aunque uno o una se largue a cohabitar con el pinocho o la pinocha al trastero?.. Son unas pocas preguntas sobre muchísimas que están ahí mismo, y que me callo por pudor y prudencia. Pero, haberlas, háylas.

Así que propongo que vayan cogiendo la moral cultural de cada cual (cada cultura segrega su propia moral) y les vayan haciendo los apaños y remiendos necesarios al caso. El tener una pareja que el mayor problema que le cause es el cambiarle las pilas, no es moco de pavo. Y si los chinos y los japos se han empeñado en que los adoptemos, acabarán por adoptarnos ellos a nosotros.

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


El PP está eufórico con la exoneración de síder por el Supremo, con respecto a la manera de obtener su máster. Sin embargo, tres alumnas continuan imputadas exáctamente por los mismos indicios por los que él ha sido absuelto…

¿Porqué?.. Muy sencillo, Pablo Casado s un político aforado. Eso es todo. El perverso efecto del aforamiento. Y la espantosa confusión en la opinión pública que ello produce…

Y sí, es cierto que la ley es igual para todos, pero también es verdad que no todos somos iguales ante la ley. No es lo mismo un aforado que un desgraciado.


Leído por ahí en los periódicos de por aquí: “la Cámara de Comercio valora como positivo la previsión de crecimiento de la economía regional”. Siempre es mejor dar buenas noticias que malas, y más cuando se cobra por mejorar las cosas en lo posible, pues la Cámara debe ser un factor dinamizador, y no un mero observatorio de lo que pasa y de lo que debiera pasar y no pasa, porque si no, ¿de qué Comercio es esta Cámara?..

Y hago esta observación porque, en la misma noticia más o menos, se vierte que “la confianza de los empresarios está en su nivel más bajo desde 2.014”. Y esto es algo contradictorio, me parece a mí. Si durante cuatro años la confianza empresarial está bajando, ¿cómo es posible que en su órgano oficial suba?.. Es que son previsiones de crecimiento, se me contestará sin duda. Bueno, vale, de acuerdo, pero la confianza siempre nace en base a unas previsiones, me parece a mí. Claro, se ve que la Cámara no prevé lo mismo que sus empresarios-socios, y de ahí esa aparente dicotomía.

Yo estoy ya mucho tiempo escapado y escopeteado de cuando revestía eminentes puestos en la púrpura empresarial, pero creo recordar – salvo que la perspectiva me engañe – que antes era todo bastante más coherente. Los organismos que representaban a los empresarios coincidían con sus empresas. O al revés. Que los segundos se manifestaban como sus organizaciones… Y quizá porque aquellos más de treinta años de representar y financiar, sí, eso he dicho aunque parezca un extraterrestre, de representar y costearse uno de su bolsillo la representación, siempre deja, quieras que no, un poso que suele removerse cuando aparecen noticias de una ya para mí naturaleza muerta. Resulta inevitable que la automaticidad del Gps histórico  dirija mi atención inconsciente a noticias que un día fueron de mi interés preferente. Pero nada más.

Mas lo cierto y verdadero es que el ICE (Índice de Confianza  Empresarial) que elabora la propia Cámara de Comercio, ha bajado del 11,4% al 7,2% en los últimos años. De hecho, se trata del segundo descenso consecutivo, lo cual supone un indicador preocupante que no debe – no debería – enmascararse entre las cifras macroeconómicas que diluyen y emboscan el dato entre empresas exportadoras con perspectivas de crecimiento, reales o dudosas, pues de ambas hay. Las cifras suelen ser vía tanto de escaparate como de camuflaje. Depende de esas mismas expectativas de según quiénes.

La realidad es que nuestro tejido empresarial está formado por media docena (quizá sean muchas) de superempresas, unas pocas de medianagrandes, y miles de pequeños empresarios autónomos (son lo mismo autónomos que empresarios), los que en verdad aventan el ambiente y dicen lo que les susurra el viento. Y opinan de lo que ven. Y son en ellos donde esa pérdida de confianza está anidando desde hace tiempo, después de una vendida por metida recuperación económica que apenas les ha llegado a ellos en un una precaria apariencia de falsa realidad.

Y no hace falta mucha historia ni tirar de pelendengues. Yo lo veo en mi pueblo, aunque aquí pueda ser más acusado que en otros lugares por incompetencias propias, vale, pué ser… Pero basta salir a la calle y mirar para ver lo que es innegable. Y preguntar al ciudadanaje que ve con respecto a su propia mirada atrás, y a los propios comerciantes que abren y cierran en continuas fallidas esperanzas. Y si perciben una evolución tendente a la recuperación o solo ven la cuesta de la decadencia. Una cuesta abajo que pinta a imparable. A una cada vez mayor manifiesta incapacidad para revertir la situación… Y puestos a poner siglas, yo lo bautizo como el otro IPC: el Índice de Percepción Ciudadana.

Lo que pasa es que estos organismos, como muchos municipios, no suelen preguntar a esa ciudadanía. No sea que le tiren el chiringuito al concejal del ramo por los suelos. Que una cosa es cuando un periodista llega a un ayuntamiento, por ejemplo, y le pintan la cosa y la casa color de rosa gracias a su gestión, y el entrevistador se va tan satisfecho sin indagar en la calle, y otra es que pregunten al usuario pagador de sus impuestos qué es lo que ve y cómo lo ve. Ya no es igual. Como no es lo mismo la opinión de la Cámara de Comercio que la de los comerciantes de la Cámara… Y es que una cosa es cobrar de… y otra pagar por…

Si nos envía su petición a admin@escriburgo.com le suscribiremos gratuitamente a las MIGAS diarias de Miguel Galindo


Hayat vivía en Tetuán. Apenas pudo comprar a crédito los libros de escuela de su hijo. No le dio para la mochila. La jóven vió la solución del hambre y la escasez en España. En unos meses empezaría a mandar dinero a sus padres enfermos y ayudaría a comer a su familia. Y se embarcó en una patera…

La Marina Real Marroquí, en cumplimiento de vidriosos acuerdos, abrió fuego sobre la misma. Ella fue una de las víctimas. Ya no podrá ayudar a los suyos. Su madre se ha quedado sin hija y su hijo sin madre… Los que pagan para que se actue son más responsables que los propios verdugos.

Y los que los animamos y justificamos, aún más que ellos.