Saltar al contenido

 

Tengo ante mí la foto del niño muerto, ahogado y arrojado por el mar sobre una playa, que ha dado la vuelta al mundo. Tiene la edad de mis nietos más pequeños. Se me revuelven las tripas de indignación y de vergüenza, y siento un dolor en las entrañas que hace que los ojos lloren de pura rabia. Sé que tiene una enorme carga de egoísmo ese dolor. El pequeño puede ser algo mío, y eso me subleva. Pero es que, de hecho, lo es, es algo mío, y eso me avergüenza profundamente…

…Porque soy, somos, culpables de omisión, de silencio, de acomodación, de insolidaridad, de encogernos de hombros, de autojustificación, de mirar para otro lado, del yo qué puedo hacer… Un niño no tiene culpa de haber nacido dónde, cómo y de quiénes ha nacido. Ese niño, y cientos, miles como él, han pagado con su escasa vida todo lo sucio e innoble que hay en este mundo. Es una vida inocente, brutalmente inocente. Es el peor de los asesinatos, es el más horroroso de los crímenes. Pero no miremos solo los motivos, que señalan a otros. Miremos también las consecuencias, que nos señalan a nosotros…

Esos niños yacen muertos en una playa porque huían del hambre, la miseria o de una guerra civil, o de la persecución sanguinaria del EI. Han muerto porque querían vivir, han muerto por intentar salvar su vida. Lo mismo les hubiese dado morir de inanición, enfermedad, o de un tiro. Hubiese sido una muerte menos ignominiosa, aunque siempre, vergonzosa.

Si analizamos las causas podemos señalar a sus gobiernos nefastos, a sus regímenes corruptos, a ese estado islámico que los empuja a huir de sus fronteras, espantados y acuciados… Pero, ¿quién puñetas apoya y mantiene a esos gobiernos?, ¿a cambio de qué..?, ¿quiénes venden y proveen armas a los asesinos islamistas?, ¿quién o quiénes pueden terminar con esa monstruosidad del EI y no lo hacen?..

Pues los mismos que se sientan en nuestros gobiernos, en nuestras organizaciones mundiales. Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, por ejemplo, son los mayores vendedores de armas del mundo. Ellos son los que arman, indirectamente, a los del EI, a la vez que, directamente, a sus contrarios. Un niño varado y muerto en una playa, o en una alambrada, es un daño colateral que no afecta a sus intereses.

Pero eso afecta – debe afectar – a cualquier conciencia de cualquier ser humano, como usted o como yo… Y ahora mismo miles de niños como el que me mira desde la foto del periódico, están llamando a las puertas de nuestros países pidiendo amparo y refugio. Y hay países europeos, como el nuestro hasta ayer mismo, que se lo están negando… No llames a mi puerta, niño, es mejor que te ahogues en una playa, les estamos diciendo…

Por eso mismo decía antes que, si el origen y la causa no, las consecuencias sí nos afectan directa y personalmente. Porque los ciudadanos de esos países que les niegan su derecho a vivir somos todos y cada uno de nosotros. Usted, yo, y ese otro señor… Y, si otra cosa no, el gritarle (ya empezamos tímidamente a hacerlo) a nuestros deshumanizados líderes que actúen como quisieran que actuasen con ellos en los mismas circunstancias que ese niño, sí que es cosa nuestra. Nuestros gobernantes se mueven por los votos, y, a veces, por oportunidad y rentabilidad política, como los de la oposición… De ahí que el silencio de ese niño muerto es también nuestro propio silencio culpable. Ya lo creo que sí, yo lo creo así…

  

Metroscopia dixit: La inmensa mayoría de los votantes del PP son mayores de 65 años. No lo entiendo. Votamos a nuestros peores enemigos. Debemos ser masocas autoflagelantes. La gran mayoría de los que votan al PSOE, están entre los 55 y los 64 años. La izquierda del abuelito batallitas…

Sin embargo, al arco de votantes de Ciudadanos y Podemos, es de 18 a 34 años. Osea, las nuevas derechas e izquierdas que hacen gagá al bipartidismo… ¿Y los de 34 a 54 son el fiel de la balanza?...

A mí, con que los jóvenes sean más honestos que nosotros, ya me vale… Quizá por eso yo voto a bríos…

  

Comienza el curso. Ha llegado septiembre. Sale el verano y cabecea el otoño. Todos a sus puestos y en sus marcas… ¡ya..!. La liga de fútbol ha dado comienzo, la Pantoja vuelve a villabarrotes hasta la próxima salida al recreo que se pondrá malita de la tripita, y todos los opios populares (y populistas) se han puesto ya en marcha. Poco pan, mucho circo, y las orejas y el hocico barruntando los malos vientos políticos que nos están esperando. Catalanas que parecen catanas, las generales, un PP gürteliano al que se le hunde una parte del Titánic, y parte de los pasajeros que quieren salvar su culo y el botín que esconden en el mismo que amenazan con llevarse el barco entero por delante…

                …Como la madrileña Cristina Cifuentes, que intenta separarse de los pringados enfrentándose a su comandante en jefe y haciéndole bajar la bandera con lo de la sanidad para los inmigrantes, por ejemplo, mientras la ya zombi Esperanza Aguirre sigue buscando desesperadas, alucinadas y patéticas alianzas contra Carmena, porque no quiere que se abra ninguna diligencia sobre sus pantagruélicos despilfarros de dinero público en su gestión…

                …Como los no menos desesperados políticos barretinos (o/y burretinos) independentistas, que ofrecen compartir su independensi con aragoneses, valencianos y mallorquines, e incorporarlos como países catalanes, cuando la realidad histórica es que solo existió un solo y único reino de Aragón, al que ellos pertenecían, y que fue uno de los siete que conformaron la realidad de España como nación… O sea, que Catalunya como tal no existió, y si lo hizo fue como parte del reino aragonés. Jamás al contrario…

                …Como Psoe y Podemos, que sus “yotarrejunto” puntuales parecen naufragar antes de echar a navegar, y ya van los primeros intentando sacudirse la estopa de la estepa, y los segundos buscando socios para seguir compartiendo un salvavidas que flote hasta llegar al próximo puerto, que las generales están a las puertas, y… Santa urna encima y mi zagala encueros...

                …Como el canturreo gubernamental para que no los votemos, que, tras el zamarrazo de las bolsas por la China que tiene en el zapato, tendrán que hacerle al coletas un nuevo traje, que no sea siempre el de la clámide griega…

                …Como tantos alcaldes y “alcaldas” que, tras el sopor del estiaje, han de despertar a una realidad nueva en esta plaza: la de compartir un poder absoluto que los corrompía absolutamente, la de esconder y disimular prepotencias innatas, congénitas, y desplegar “dialogancias” aún simuladas, la de gobernar con partidos compartidos, y sin el porquemesaledelflorero… Tantos y tantas que han estado malacostmbrados/as a pisar la alfombra roja día sí día también, en que todo valía, todo se aplaudía, y que a partir de este curso han de escuchar lo que nunca quisieron escuchar y hablar con los que jamás quisieron hablar… Igual no se convierten en mejores políticos pero pueden aprender educación. Aunque algunos/as habrá que chantajeen con poner ventilador a la mierda, ya lo verá…

                Y a lo mejor también, este nuevo curso, este curso que empieza ahora, nos traiga nuevas realidades y lance por la borda viejas atrocidades… Y quizá hasta podamos soñar que comemos perdices porque nos gobiernan unos aprendices… Que los maestros armeros ya tienen llenos los roperos… Y los míos, los primeros…

 

Aquí, en España, no nos han bajado los sueldos, ni congelado las pensiones, ni nuestros hijos tienen que trabajar  fuera de España, ni han quitado becas de estudio, ni sus pastillas calmantes del seguro, ni tampoco ha crecido el empleo precario, ni ha aumentado la desigualdad…

Ni cientos de miles de niños comen apenas una vez al día, ni hay más de cuatro millones de parados, ni 800.000 familias que no perciben un solo euro…

Es todo falso. Inventos populistas y derrotistas. Lo cierto y verdad es que España conoce una época próspera y de recuperación sin precedentes y lidera la economía europea…¡Y una eme..!

  

¿Hombre, qué casuality..!.. Pocas fechas después de haber publicado una de estas crónicas sobre el tema del Mar Menor (ver “Mientras rula…”), sale en prensa que la UE inyectará 45 millones de euros en 5 años. Tampoco es que se hayan herniado con el esfuerzo para intentar salvar la laguna. La verdad es que salvarla, lo que se dice salvarla, yo tengo mis muchas dudas, pero quizá que para hacerle una mortaja digna sí que alcance…

                Se trata de un proyecto presentado por la Comunidad, con un traje muy atractivo de cara a los visitantes y votantes, y con otro más real, si bien más escondido y disimulado, aunque sea el que realmente haya movido a la Unión Europea a soltarle la limosna…

                Lo guapo es construir una red de carriles-bici que rodee la laguna y le dé un aire ecológico y de sostenibilidad, estampa tipo qué verde era mi valle. Además de un intento de racionalizar los puntos de amarre y atraque de barcos a motor por medio de pantalanes flotantes… Enfín, no está mal, pero pienso que es mucho más efectivo limitar el anclaje de las naves a motor que son las que en realidad contaminan… Poner un servicio de ferrys que conecte las localidades costeras y uno de taxis náuticos para lo mismo, es muy bonico… pero si no sirven para reducir, por otro lado, el tráfico de vertido, pues será sumar a más de lo mismo. También se habla de potenciar el deporte de vela y guay verdolay, y fomentar la pesca… ¿qué pesca?.. porque los pescadores ya no pueden vivir de la pesca…

                Y en un rinconcico, así como el que no quiere la cosa, uno de los verdaderos principales causantes de que el Mar Menor la esté espichando: acabar con los vertidos. En los titulares de los periódicos que anuncia tan buenas y faustas nuevas, lo de “terminar con los vertidos” aparece así, modestamente, como a escondidas, sin ánimo de molestar, como pidiendo perdón por hacerse notar… Y, sin embargo, ese es el auténtico problema.

                Y es un problema porque afecta a las dos vertientes de desarrollo regional: la agricultura, que se dá a entender tímidamente, y la afluencia masiva a las poblaciones del litoral, que ni se cita, se silencia, no sea que espante a la vaca y deje de dar leche.

                Con lo del primero, parece que están proyectando tanques de tormenta que recojan los vertidos de pesticidas y nutrientes que arrastran las avenidas de agua. Habrá que hacer muchos, pero… ¿y lo que va a través de los acuíferos?.. pregunto yo. Para eso, amigo mío, habría que reducir la aplicación de tales productos a los cultivos de forma drástica, y para eso hay que olvidarse de la práctica de agricultura intensiva que se viene haciendo en la zona. Vale, pues con su permiso, vuelvo a preguntar, ¿quién dice el proyecto que le vá a poner los cascabeles al gato?.. ¿los políticos?.. ¡já..!

                …Y con lo segundo, pues más de lo mismo, no hay quién tosa al turismo (y cae en verso). Pero en esta parte se aplica el “no comment”, el chitón. No sabe, no contesta. Porque los vertidos de las aglomeraciones humanas estacionales emitidos al suelo y la de la superaumento del tráfico de sus coches emitidos al aire, tampoco es moco de pavo.. ¿Qué no hay solución para esto?.. Sí que la hay.. mejor dicho… sí que la hubiera habido. Es algo así como lo que se hizo en las Tablas de Daimiel, o parecido.  Pero es un traslado de intereses que no hay interés en tocarlo… ¡Ah!, ¿Que hablamos del interés del Mar Menor?.. ¿o el de los marmeronenses?.. ¿Qué es el mismo?.. Pido disculpas, pero es que, a veces, me es difícil compaginarlo... Perdón.

 

Siempre me ha chocado que las corridas de toros se denominen “La Fiesta”. Los toros corren que se las pelan detrás de un trapo rojo, y eso encuadra muy bien con lo de corrida, pero “fiesta”… como no sea fiesta de sangre y de muerte… La del toro, segura, y la del torero, probable. Y la sangre, siempre…

Otra etiqueta es lo de “la hora de la verdad”. Es la hora de matar. Otra vez la muerte de por medio. Si la verdad es la muerte, ¿qué es la mentira?, ¿la vida?..

Conociendo tantas “fiestas” de pueblos españoles que se basan en la sangre, el sufrimiento y la muerte, se explica. Esa es nuestra verdad, esa es nuestra fiesta…

  

El otro día escuché a Albert Rivera. Quiere presentar en Octubre un Proyecto de Reforma para la despolitización de la justicia. Denuncia que la justicia española se ha convertido en “una ventanilla del ministerio debido a su politización”. Yo creo que es un juicio demasiado corto y un tanto amable. El estado ha minado y está minando la justicia para convertirla en herramienta de sus intereses a costa de una independencia judicial que cada vez es más falsa y aparente.

Ciudadanos, según Rivera, aboga por la no intervención de los partidos en órganos como el Tribunal Constitucional, la Fiscalía, el Tribunal Supremo o el Consejo General del Poder Judicial. El Supremo, por cierto, el PP acaba de despojarlo de su independencia para nombrar a dedo a vocales que accedían por razones de carrera… Y añade que “después de que el PP y PSOE hayan acabado con la separación de poderes…”. Doy fé. Estoy total y absolutamente de acuerdo en todos y cada uno de tales extremos.

Defiende el bueno de Albert que sean los propios jueces los que elijan los miembros de los órganos rectores de la judicatura para evitar que sus representantes tengan ningún “carnet” de partido político alguno. Y, en tal sentido, añadió que “no cree que los que han politizado la justicia, ahora quieran hacer el camino contrario”, aludiendo a las intenciones de ambos partidos de cara a las próxima elecciones generales. Y ya de paso, y aprovechando la rueda de prensa, propuso - precisamente por la tendencia a la manipulación y dominación de las instituciones a la que tienen tendencia y querencia los del bipartidismo - una reforma profunda para aumentar la democratización, que incluye listas abiertas, ojo al dato, y meter mano a la administración pública, y “que no sea de maquillaje, si no de calado”.

¡Válgame el cielo!.. Ha nombrado a la bicha: Más democracia… Me voy a permitir prevenir al joven Rivera (Habrá visto, por cierto, que el PP ha puesto como Secretario General de Organización a un casi clon suyo, a fin de confundir a despistados)… Bueno, a lo que iba, que decía que prevengo a Albertico que antes que abrazar semejante cota de democratización son capaces de coaligarse ambas fuerzas políticas, por muy antagónicas que puedan parecer al desinformado. Antes juntas que muertas.

Porque, en el fondo, no son tan antagónicos. Que lo parezcan es una cuestión de márketing para los suyos, y quizá una estrategia acordada en conjunto. Pero no están tan distantes el uno del otro. Los une precisamente el afán de manipulación y dominio. Comparten el mismo absolutismo ilustrado, si bien, eso sí, uno más disimulado que el otro. Pero se ponen de acuerdo en destruir la independencia judicial repartiéndose los cargos de sus órganos de gobierno y disputándoselo como aves carroñeras. En eso son iguales. Lo han demostrado sobradamente con un bipartidismo que ha terminado hasta con los despojos. Y Sánchez, que yo sepa, ni ha reconocido nada, ni se ha arrepentido de nada, ni ha criticado nada, ni ha prometido nada a tal respecto…

…Y los españoles ya estamos hartos y cansados de tanto carnaval y travestismo. Ojo al dato, Honorato…

  

Montoro insta a los altos cargos del sector público a viajar en clase turista y en transporte público. Incluso que se celebren teleconferencias para evitar los desplazamientos… Y eso está muy bien discurrido, óiga… ¿Pero van a hacer lo mismo ellos y los políticos de los gobiernos autonómicos, ciudades y pueblos?..

...Porque, a los altos cargos del sector público basta con quitarles el coche oficial y a sus políticos con prohibirles el abuso. Es que yo sigo viendo a alcaldes y consejeros desplazarse en “bussiness” para ir a inaugurar la “cequia” del tío Jeromo…

Pero, claro, es todo una estrategia de imagen, pose para la galería, un brindis al sol del ministro éste…

 

Para los crédulos que se creen que los griegos son los malos y los europalemanes los buenos. Aquí está el resultado de sentar mano a Tsipras, y el negocio de que Syriza sean tan izquierdosos y populistas:

Varios aeropuertos griegos, entre ellos los más importantes por su turismo, como Mikonos, Corfú, Samos, Santorini, Creta… van a ser gestionados por el grupo de empresas alemán Fraport, los mismos que tienen el aeropuerto de Frankfurt, por cierto…

Empieza el negocio. ¿Ven el porqué del empecinamiento de Mérkel?. Alemania gana. Para los perros, fieles muerdetobillos, como nuestro gobierno, ni las sobras. Para eso han comprado finca y caseros. Ahora van a por la finca helena. Por las buenas, o por las malas.

  

Semanas atrás murió el capo de la mafia Vittorio Casamónica. Droga, extorsión, crimen organizado… Lo típico y normal en estos casos. Perseguido por la justicia, nunca pudo ser condenado. Algo o algunos alguienes se encargaban de proteger y ocultar o destruir las pruebas. Pero, una vez muerto, veamos la secuencia de su fastuoso entierro, y que cada cual piense lo que quiera o saque sus propias conclusiones:

Un carruaje negro adornado con oro y tirado por seis caballos blancos recorrió las principales calles de Roma. Plañideras y clá pagados daban vítores al cortejo entre gritos, aplausos y llantos. Acompaña la comitiva un Rolls Royce con la música de El Padrino. Desde lo alto, un helicóptero precede lanzando una lluvia de pétalos por todo el recorrido…

…La iglesia de Dom Bosco lo recibe con una gigantesca foto de Casamonica colgando de su fachada, vestido con atuendo blanco similar al papal, con un crucifijo y montaje gráfico sobre imágenes del Coliseo y San Pedro. Una orla cuelga con la lectura “Vittorio, rey de Roma”, y otra, “Conquistaste Roma, ahora conquistarás el cielo”. La banda sonora de 2001 Odisea en el Espacio lo envuelve a su entrada en el templo.

Muchos romanos, avergonzados, preguntaron al párroco, Giancarlo Manieri, por aquel escandaloso espectáculo, a lo que él defendió “que solo actúo como sacerdote”, y aludió a que “la Iglesia no puede negar un funeral”. Sin embargo, aparte salirse por la tangente, pues el modo, la forma y manera en que se hace, no el funeral en sí, es lo que se juzga, también mintió descaradamente, pues esa misma parroquia de Dom Bosco, poco antes le había negado el funeral a Piergiorgio Welby, un enfermo de distrofia muscular progresiva y activista pro eutanasia, que había muerto tras habérsele aprobado su petición de retirada del respirador asistido que lo mantenía artificialmente con vida.

Tiene mucha faena por delante Francisco. Muchísima. Aún tiene una parte de la Iglesia vendida y entregada a mafiosos, ladrones y asesinos, a los que se vende por treinta monedas de plata, y desprovista, a la vez, del más mínimo sentido del amor, piedad y justicia. Este caso es extremadamente y estremecedoramente ilustrativo. Y hay muchas, muchísimas Dom Bosco en la Iglesia. Aquí mismo, en el norte de España, en el catolicísimo país vasco, hay curas que niegan funerales a víctimas del terrorismo pero se los propician de muy buen grado a los propios terroristas… por ejemplo.

Estas son las cosas y así son los casos. Uno cree vivir en un mundo que, en realidad, es otro mundo. Que lo creamos o que nos lo hagan creer es lo de menos, porque la responsabilidad es compartida. Tanto del que lo hace, como el que lo justifica, como el que consiente, como el que silencia… En el fondo, son los que son, porque somos como somos.