Saltar al contenido

ES LO QUE PASA

Dice el genial Forges en uno de sus más recientes chistes, que "la democracia no es la culpable de los actos de sus dirigentes", y es una verdad como la casta de un castillo, y no quiero decir nada con esto, pero ahí queda...

Así que, entonces, yo me pregunto, ¿por qué leches los ciudadanos votamos a esta clase de dirigentes?.. Y solo me caben un par de respuestas, no más: o porque los partidos nos engañan, o porque aún no sabemos lo que es la democracia. La auténtica y verdadera democracia. 

O puede que sea por ambas cosas a la vez. Creemos que con votar cada cuatro años es suficiente, y nuestros políticos se encargan de que sigamos creyéndolo así, pues les conviene hacerse los amos del cortijo. Por eso elegimos, quizá, a la chusma que elegimos.

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MARIANO DIXIT

MARIANO DIXIT

Palabra de Rajoy: "Las cifras de la Epa, - ¡epa ya..! -, son buenas, sin ambages y sin objecciones"... Hombre, Marianico, eso es pura autocomplacencia. Claro que tienen objecciones y ambages, coña... Si hay 13.100 desocupados menos, tampoco es menos cierto que en el primer trimestre del año se han destruído 114.300 empleos. Pero él prosigue su marcha triunfal: "confirma la evolución cada vez más positiva de la economía, con menos paro, más empleo y de mejor calidad..:".

... Tampoco te pases, titi, que se nota demasiado que estás pidiendo descaradamente un voto que no te mereces. De esas tres afirmaciones, al menos dos son falsas. Absolutamente falsas. Una, que la tasa de desempleo no baja ni de coña aunque tú te empeñes en que sí. Es más, hasta ha subido un pelo. Y la otra, lo del empleo de calidad... ¿será una broma, no?.. Lo que se crea es inestable, temporal, circunstancial y mal, muy mal pagado. Por eso, decir que la Epa es cojonuda, cuando sus últimas cifras son de desinfle, es ser tendencioso con la realidad, o si acaso, practicar el ilusionismo con una chistera sin conejo.

Lo cierto y verdadero, maestro armero, es que son un tanto decepcionantes. Y engañosas por lo maquilladas, si no falseadas. Porque la caída del paro se debe principalmente, y entre otras cosas, al preocupante descenso de la población activa. Y claro, eso camufla los datos. Cientos de miles de inmigrantes han regresado a sus casas, precisamente por la falta de trabajo, no por el repunte. Súmale, mejor dicho, réstale, la decrecencia en natalidad y los borrados de la lista del paro porque ya ni cobran ni existen, y por lo tanto no cuentan, y lo del ilusionismo del autoempleo, que es un decorado de cartón-piedra, y sale lo que sale: que no es que haya más trabajo, si no menos gente para el trabajo que hay. Pero el desempleo es el que es: el mismo, si no más...

Esto es, a mal comparar, como aquel hospital en que sus directores médicos salen muy puestos ellos a dar el parte, en el que nos cuentan que se vá reduciendo paulatinamente el número de enfermos, y, sí, es verdad según las matemáticas... Pero luego, algún celador mala follá nos avisa por lo bajini... Óigan, sí, que es cierto, pero porque se nos mueren los pacientes a chorro, y no es que se les dé el alta, es que se les dá de baja... Por eso quedan cada vez menos enfermos, no te jode...

Pues con esto pasa algo parecido. La trompetera mayor de la cosa, Fátima Báñez, que le ponen los números delante para que los lea aunque no los entienda ni sepa explicarlos, soltó que "por primera vez hay creación de empleo en el primer trimestre"... Ya. Pero calló el que se había destruído. El tatachín es un brindis al sol. Un deseo más que un hecho, un truco más que una realidad. Hay algo que es tan innegable como inevitable, y es que la temporalidad no es fiabilidad. El mercado de empleo es tan inestable como volátil, y va de la navidad a la semana santa, y de las procesiones a la calorina, con sus picos y bajadas y su tararí que te ví Mariví...

... De pascuas a ramos, y corre que nos vamos. Nos lo ha advertido el FMI: fiar el empleo al servicio de una estacionalidad (turismo) y no a la continuada de una producción, es inestable, arriesgado y peligroso. Lo que pasa, señáTomasa, es que estas advertencias no se publican. Se callan, se disimulan, se esconden en minúsculas columnas... Solo se magnifican como aleluyas los palicos en la espalda.

Enfín... cuando pase santa urna bendita, que entre los santos tontos estás escrita... santa urna saturna, las verdades se tornarán realidades. Y entonces verá la tuerta los espárragos.... los auténticos.

Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net / www.escriburgo.com

 

EDUCACIÓN CHINA

El gobierno de China va a castigar severamente a sus ciudadanos gamberros. La hagan donde la hagan. Incluso a los que la lien en países ajenos al suyo. Los multará, les negarán el crédito bancario y les retirarán el pasaporte durante un par de años mínimo. Así lo han anunciado los ojitos éstos.

Yo lo veo pero que muy bien. Todas las naciones deberíamos obrar igual con los cernícalos de producción propia y tomar ejemplo de los chinos. Se dice que cuesta poco ser educados. Pero no lo somos. Entonces, es lógico que, en consecuencia, cueste caro el ser maleducados. 

Yo lo veo en la calle cada día. Tenemos gente agamberrada hasta la náusea. Y, claro, ni sirve aguantarlos ni vale exportarlos (no quieras para tí... ya saben), así que si a la vez de traer unos ingresos públicos los desasnamos... pues mejor que mejor, ¿no..?.

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

  En el de hoy no encajan las bromas, así que no esperen ironía ni desenfado alguno en mis comentarios. Hoy no. Hoy toca seriedad, amargura y mala leche. Porque los miles y miles de víctimas por el tráfico de inmigrantes en el Mediterráneo me pone la angustia en la boca y el asco en las tripas. Y no da la cosa para bromas. Nos guste o no, a Europa la pone de cara al espejo, y a todos y cada uno de los europeos también. Yo, al menos, me miro a él y no me gusto nada.

Porque el busilis de la cuestión está en que la Europa rica no quiere echar una mano a la Europa menos rica, que es la que está en contacto directo con el problema, y la Europa menos rica no tiene redaños suficientes para soltarlos por arriba conforme le llegan por abjo. Eso es todo. La cosa del caso es que apenas soportamos la hipocresía de nuestra impostada humanidad civilizada, cuando hemos sido, y aún somos, tremendamente insolidarios, injustos y depredadores con África. Y ahora nos espanta el monstruo que hemos creado. Pero no podemos ni maldisimularlo. Aquí se nos mueren algunos de los nuestros en accidente o atentado, y las solemnidades de duelo, el tratamiento informativo y deformativo, los funerales, manifestaciones grandielocuentes y parafernalias públicas con que los rodeamos resultan incomprensibles e incomparables a cuando son diez, o veinte, o treinta o cien veces más de vidas perdidas por lo mismo en el fondo del mar o en sus desgraciados hábitats. No son los mismos muertos los suyos que los nuestros. Valen bastante menos. Y lo demostramos.

Yo sé, y reconozco, y comprendo, que no es fácil. Nada fácil. La solución aportada por España de que se hundan los barcos-patera destinados al efecto en Libia o allí donde estuvieran, me parece un poco como sacado de la guerra de Gila. Vamos a un país extranjero a hun

dirles sus miserables barcos en su propia tierra. Pá chulos, nosotros. Y ellos van a dejarse hacer, claro... O como los que dicen de mandar agentes europeos a perseguir a sus mafias allí. Como si fuésemos los putos amos del Monopoly. Si ellos no lo hacen, dudo que nos permitan enviarles a nuestros 007 a matar desgraciados. Es su casa, su país, su tierra, su miseria y su pobreza...

No obstante, existe algo que ha funcionado bien en el problema de la piratería, no dejándolos salir de las aguas jurisdiccionales de sus respectivos paises. El modelo puede ser el mismo, si bien que adaptado al tema que nos ocupa. Si Europa patrulla el límite de aguas jurisdiccionales del sur mediterráneo, se les tapona la gatera de salida, y serían los países emisores los que recibirían de vuelta el impacto de su dejación o de su permisivo abandono, cuando no complicidad... Y se les enfrentaría a sus responsabilidades. Y se les daría la oportunidad de recibir ayuda y colaboración, si así la solicitaran.

Sin embargo, sigo diciendo y repitiendo que esa medida solo serviría para quitar la vergüenza de delante de nuestros ojos, y esconder la mierda bajo las alfombras. Ya saben aquello de ojos que no ven... cinismo que miente. La causa del problema es profundo, y viene de muy atrás, de una responsabilidad histórica que aún no hemos asumido como europeos. Son las consecuencias del abuso y explotación de un continente sobre otro. Y esta es la factura. Ahora toca pagarla. Con solidaridad o con justicia, no lo sé, per algo hay que hacer... Y pronto.

www.elescribidor.net - Miguel Galindo Sánchez - www.escriburgo.com

 

 

 

Garre y yo nos vamos al mismo tiempo. Nos largamos a la vez los dos. Él como presidente de la comunidad autónoma y yo como juez de paz de nuestro pueblo.

Así son las cosas y así son estos casos. Él se marcha con sus experiencias a cuestas del alma y yo con las mías. Cada cual con sus propias y personales conclusiones y vivencias. Ambos dos sabiendo más, mucho más, de la condición humana. Con nuestras mutuas lecciones aprendidas de nuestras mutuas elecciones asumidas. 

Llegamos por separado, pero ambos nos marchamos juntos. Nos volveremos a ver por las calles del pueblo. Y los dos sabremos algo más... bastante más.

TAL QUE ASÍ ESTAMOS...Esta leche es lechebuena, y la de mañana p´a olvidar... saca la urna, María, que nos vamos a engañar. Éste sería el villancico de la crisis en año de elecciones. Como el que toca, naturalmente. Estamos en un tiempo y lugar de alto votaje más que voltaje (de voto, no de voltio), por lo que el presente 2015 se ha decretado por el partido gobernante como el de la recuperación sí o sí. Palabra de Mariano. Te lo agradecemos campeón... En aqueste año de gracia hay que embustear y falsear cuándo, cómo y dónde se pueda cuánto haga falta, que algo calará en los paletos y en las papeletas. Que esto es como los milagros, que tonto el que no crea pero más tonto el que lo vea.

De momento, el FMI ya ha avisado que se prevé un frenazo de la economía española a partir del 2016... ¿pero es que había arrancado?.. Claro, eso solo tiene una lectura lógica: lo de este año es artificial, un maquillaje contable, un escenario de cartón/piedra, un arreglo de números. No existe frenazo, pues no existe despegue. En realidad, España es el segundo país de Europa con un mayor déficit público. Esto lo esconde todo.

Veamos. En Europa existen tres velocidades en la "evolución de la actividad económica" que es como ellos llaman a la recuperación. Y está basado en el Pib previo a la crisis en los países de referencia. Existe un grupo de recuperación rápida, donde están Alemania, Francia, Austria, Bélgica y Eslovaquia... Un grupo de recuperación intermedia, con Holanda, Irlanda, Estonia y Letonia... Y un grupo de recuperación lenta, donde vá España con los del furgón de cola... Así que lo que nos venden aquí es una traducción libre, muy libre, de los comunicados, oficiosos más que oficiales, de los del chiringuito europeo.

Es más... parece que los técnicos del FMI tienen previsto verse este verano con los de Podemos y los de Ciudadanos (fuente: El País, Ec. 21/04). La cito para que no crean que lo he sacado de mi particular día de los inocentes. Así que, si esto es así, es porque saben que los interlocutores aquí están empezando a ser otros, y las pinturas no pintan tan pintureras como debieran. Otra cosa son los filtros interesados, y las tácticas de los políticos, y las anteojeras verbeneras que nos ponen junto con la zanahoria ante los morros.

El organismo este de la garduña, el Fondo Monetario Internacional digo, sabe perfectamente que la recuperación en el caso de Europa depende, si no exclusivamente, sí que demasiado, del BCE, o Banco Central Europeo, que está comprando deuda a pajera abierta, y claro, así cualquiera... Pero eso es como el hayquemevoy de Santa Teresa, que estaba sin estar en ella... O sea, que sí, pero como que no, porque eso es una ayudica pero no la solución...

La estabilidad financiera global, tras el batacazo del globo pinchado - léase Lehmann Brothers - flota en estos momentos actuales sobre una gigantesca balsa de deuda. Deuda pública, para entendernos. Deuda que, de tener que ser satisfecha, de tener que ser cubierta por un qué sé yo a los dragones que se han hecho con ella, nos hundiríamos en la ruina más absoluta y en la peor de las miserias. Estamos en manos de estrategias ajenas a nosotros mismos.

...En una (indiscreta) palabra: si nos exigiesen a todos los demás lo que hoy se le está exigiendo a Grecia, por mal ejemplo, no solo íbamos a comer eme de ierda, es que no iba a haber p´a tós...

Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net - www.escriburgo.com

 

 

Esto es la repera limonera. Anticorrupción exonera de delito tributario al PP, y pide cinco añitos de cárcel para Bárcenas y Lapuerta. Veamos: se castiga a los desvergonzados de los tesoreros y se exime a los sinvergüenzas de sus jefes. Cojunudo. Buen ejemplo para los partidos políticos sinvergonzones...

O sea, el PP evade impuestos por donaciones no declaradas, y por lo tanto, ilegales, pero su ministro Cristóbal Montoro amenaza desde el púlpito a quiénes no pagen sus impuestos religiosamente. ¡Menuda autoridad (in)moral la de este hombre... !

A Bárcenas, al final, le ha salido el tiro por el culo con lo de sus famosos papeles... Pero, al menos, sabemos que Alí Babá no es distinto a sus cuarenta ladrones... ¡menuda mierda!.. 

Discutían dos amigos sobre la fé… La fé es escuela, pasa de padres a hijos, de maestros a alumnos, de iglesia a fieles – decía uno de ellos – es contagiosa, transmisible y transmisora… No – alegaba el otro – la fé es personal e intransferible, no se transmite, si no que se encuentra. No se cuenta, si no que se experimenta. La fé no viene dada, si no buscada. Y no encuentra quien no busca en sí mismo, por sí  mismo y para sí mismo… 
                A estas alturas del camino, ninguna mula enseña a trotar a otra – argüía un tercero – y cada una lleva su propio paso aprendido, que cree el verdadero. Resulta ocioso querer convencer la una a la otra de cómo andar el camino, cuando todos los caminos son uno solo y llevan al mismo sitio. El paso de la mula lo aprende al nacer y lo desarrolla en su propio  camino según su carga, sus circunstancias y su entender. Todos nacemos bajos circunstancias que nos condicionan: lugar, época, familia, sociedad, economía, costumbres, moral, cultura… Luego, las condiciones nos las vamos forjando nosotros mismos, con el uso de nuestra autonomía y desarrollo del libre albedrío. Hay mulas que siguen la rodada de las de delante, sin cuestionar ni cuestionarse nada, y otras que exploran veredas, cañadas, atajos, aparentes nuevos caminos, igual que hay animales que necesitan comer mucho y otros comer poco. Unos piensan que porqué aventurarse en peligrosos riesgos de averiguar nada que no nos venga dado, y otros piensan que la fé se adquiere con la perspectiva, y para conseguir la perspectiva hay que salirse de lo trillado y examinar el camino desde todos los ángulos posibles. Unos dicen que la verdad está en lo poco que le han enseñado y otros en lo mucho que le han ocultado, y que para eso hay que explorar en lo posible y no quedarse en repetir el paso de la recua…
                Pero sea como fuera, el caso es que todos los caminos son el único camino, por la sencilla razón que solo existe un solo principio y un único final. Y, aunque los que caminan crean dirigirse a diferentes destinos, solo hay uno al que ir,  si bien que a través de distintas vías… -Ya… pero unos llegarán antes que otros, y… concluyó uno de ellos. –Pues no, lidia el tercero. -El tiempo nos lo inventamos y fabricamos nosotros mismos conforme lo vamos necesitando, pero ni para el camino, ni para el origen, ni para el destino, existe el tiempo, pues todos son y están a la vez. Nosotros creemos necesitarlo para transitarlo, para buscar y para encontrar lo que buscamos, y por eso lo tenemos, pero ellos no. El tiempo existe mientras dura la partida, pero para el juego del ajedrez, para el gran Ajedrez, no existe el tiempo, si no las fichas.
                Todos nacemos peones de ese mismo Ajedrez. Todos condicionados, todos limitados, todos sujetos a un tablero que es el camino que andamos y que nos facilita el tiempo que necesitamos. Y jugamos la partida para librar la batalla contra nosotros mismos. Los peones tienen un movimiento corto, limitado, y desean ser caballos, que pueden saltar más allá de una sola casilla. Después… el caballo quiere ser torre, para poder desplazarse a mayores distancias. Luego, la torre ansía moverse como un álfil, y poder cubrir atajos desde donde tener mayor perspectiva de la jugada… Mas el álfil aspira alcanzar la perspectiva de la reina, y la del rey del tablero…
                Pero no todos llegan a caballo, o a torre, o a álfil… Muchos acaban la partida como la empezaron, de peones. – ¿Me estás diciendo que soy un peón y tú un álfil?.. – No, estoy diciendo que todos somos piezas. Solo piezas. Todas importantes, pero piezas todas ellas del Ajedrez. Una vez “muerto” el peón, la torre o el álfil, son todas iguales, solo que han adquirido el conocimiento del gran juego. Y son piezas importantes que, de faltar, el tal juego no podría existir, el Ajedrez estaría incompleto… - ¿Y cuando acaba el juego..?, tercia el primero. -Cuando termina el juego, todas las piezas del Ajedrez vuelven al mismo sitio y lugar de donde salieron para jugar la partida: a la Caja.
-¡Leches..!. – Pues sí, le corta el tercero, - la caja lo contiene todo. Y fijaos que la caja no valora las piezas que contiene por separado, ni por sí mismas tampoco. Incluso parece ignorarlas. Para la caja, el valor es el todo, el conjunto, el juego completo con que jugar la partida. La caja es el continente que dá el auténtico valor al contenido… Estar en la caja, o estar en casa, es lo mismo…
-Espera, espera… ¿quieres decir que, una vez en la caja, todo encaja?..

- Sastamente…

Los señores Pujante, Trillo y Mario Armero ya eran amigos hace muchos años, cuando este último presidía General Eléctric. Y mantenían una fluída relación. Nada que objetar, por supuesto. El que el empresario pague sustanciosas sumas por recabar información de sus amigos dado los puestos privilegiados que éstos ocupan, resulta inmoral y levanta toda lógica sospecha.

Pero si se pagan los impuestos correspondientes a estas transacciones, la inmoralidad se reviste de legalidad. Mas donde no debemos caer jamás es en el error de interpretar que lo uno justifica lo otro. 

Lo deshonesto seguirá siendo deshonesto, aunque sea legal. Y la ley que lo permite será siempre una ley deshonesta. No confundamos lo que nunca se debe confundir.

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Por mis lares ha pasado el Día del Libro sin pena ni gloria... Bueno, la verdad, con mucho más de lo primero que de lo segundo. Yo pensaba que como estamos en trompeteo electoral y eso, algún alguien iba a tirar media casa por la ventana, puesto que hablamos de cultura... pero no, ni el trastero, vamos... Pienso que, precisamente, por eso mismo, porque se trata de cultura, y la cultura es comprometidamente peligrosa, que ya se sabe que líber-libro es raiz de libertad. Porque la libertad auténtica la dá el conocimiento, y no otra cosa. Y los libros los carga el jodido diablo. Y el libro que hace pensar, más todavía, que desarrolla tan nociva costumbre...

Así que es mejor gastarse un dineral en un... carril bici, por ejemplo, a actividades con libros. Aunque después haya que retocarlo por lo mal tocado, y poner carteles para que no embistan al peatón los que no saben leer, que precisamente son la mayoría de sus usuarios, por cierto y por extranjeros, y/o para malenderezar un maldisimulado trazado. Un güevo, con "g" de gansapasta, condenado a borrarse casi sin usase. O si no, al tiempo, compadres...

Pero se ve que el pensador de Rodín que parió la idea le vino aquello de"mens sana in córpore sano" que dijo aquel, y entonces también se dijo a sí mismo: pues como no dá el monedero para todo, gastemos en lo segundo pues en lo primero de  vale y pá ná sirve... y que se conformen con el cuerpo, que la mente no necesita ejercitarse.

Y en esa estamos. Y en eso gastamos. Yo sé, y lo reconozco, y soy el primero en avergonzarme, que el personal, la ciudadanía, es de mover poco la materia gris. Y que somos de natural espesos. Y que para nosotros la cultura es el festival rock del tosiguales como los manguales, y el fúrbo más sucedáneos... Así que la administración administra una, grande y libre de SOS musical, for example, inyectado directamente a las jóvenes neuronas, y a sacar foto y pecho cultureta cosa mala. Es lo que hay. Y es lo que importa. La otra cultura, la que forma y la que informa - no la que deforma - no conforma... y hay que conformar al gentío con lo que el gentío pide: puro y duro estilo cesáreo, con pan, circo y gladiadores, muchos gladiadores...

Por eso no me extraña tanto, en realidad, que en mi roal la cultura se quede en la bicicleta, en la peineta y en mucha doña anacleta... Yo sé que en todas partes cuecen habas, las mismas habas más o menos. Lo que en realidad me pone el moquilloy el colmillo a gotear es que la gente tampoco la eche de menos. Que no tenga necesidad de formarse, de adquirir conocimiento, que no tenga hambre y sed de saber y de saberse... Que le valga adocenarse y no enterarse. Que no tenga más opinión que la de no tener opinión de nada...

Es justo lo que se persigue: revival zombie (verán como esta mierda sí que se matan en traerla). Zombies que aquieten pero no inquieten, que no sean inquisidores ni preguntones. Zombies bien muertos. Que solo digan sí gwana dame más marrana... pero que no le toquen los cascabeles a la cibeles. En el próximo día del libro, si quedan ganas y perras, haremos una edición faccimil y numerada conmemorativa de los cuentos de Calleja, y los repartiremos a los sumideros más sumisos. Premios Amén, los llamaremos... Y seguiremos con más de lo mismo, que es lo indicao... bacalao.

Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net - www.escriburgo.com